Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: copela, copella.
( del it. coppella íd, o más probablemente del fr. coppelle (DECH) ).

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Celso, Reportorio universal leyes Castilla, 1553.
Marca diatécnica: Metal.

Definición:

Vaso de forma de cono truncado, hecho con cenizas de huesos calcinados, donde se ensayan y purifican los minerales de oro o plata. (DLE).

Sinónimos(s):

cendra2, cendrada3, cinericio.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Ante que se labre oro, ni plata, ni vellón que se traxere a labrar en cada una de las dichas casas, el ensayador primeramente les afine el oro por cimiento real ante que le ensaye por agua fuerte y fuego, y la plata y vellón ensaye por copella. (Celso, Reportorio universal leyes Castilla, 1553, fol. CCXXIr).

Ejemplo 2:

Hanse de tener también hechas las copellas, las quales se hazen de differentes maneras de cenizas, porque unos las hazen de ceniza de sarmientos, o de retama, mezclada con tuetános de cuernos de carnero quemados y molidos. (Arphe, Quilatador de la plata, 1572, fol. 8v).

Ejemplo 3:

Las que llaman copellas son cendradas pequeñas en que se refinan ensayes. […] Mientras más antiguas fueren y más secas, son mejores estas copellas. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fol. 99v).

Información enciclopédica:

“La última de las operaciones precisas para obtener plata prácticamente pura era la denominada "copelación", [...] un proceso [...] [que] se efectúa en un horno especial en cuyo fondo se sitúa una copela, es decir, una solera hecha de ceniza de huesos calcinados o piedra caliza que en la época se denominaba "cendrada"” (Sánchez Gómez, J., 1989, De minería, metalurgia y comercio de metales, vol. I, pág. 309).

<< Volver