Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: caliente, callente.
( del lat. calens, -,ĕntis ‘que se ha calentado’, ‘ardiente’, participio activo del verbo calēre ‘estar caliente, calentarse’. (DECH) ).

1. adj.

1ª datación del corpus: Falero, Tratado del espera, 1535.
Marca diatécnica: Fil. Nat.

Definición:

Que tiene o produce calor (DLE).

Sinónimos(s):

cálido1.

Antónimos(s):

frío1.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

E de aquella primera materia, que por ser ya apartados los tres elementos que se han dicho quedó más pura, formó el fuego, cuya naturaleza es caliente y seca como es manifiesto, este elemento consume y convierte en su propria naturaleza todo lo que a él se allega, e da claridad e luz ayuntándose con materia estraña, assí como en pávilo y cera y leña, etcétera. (Falero, Tratado del espera, 1535, fol. 8r).

Ejemplo 2:

Y assí es que los philósophos dizen que el cobre es un metal caliente y seco, y, al tiempo que se engendra, la substancia suya es algún tanto adusta y quemada, y que fácilmente se enciende, y esto es causa de ser roxo este metal (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 34r).

Ejemplo 3:

La tierra es fría y seca, y lo seco es su calidad propia, y lo frío, apropiado del agua. Y el agua es fría y húmeda; lo frío le es propio, y lo húmedo, apropiado al ayre. Y el ayre es caliente y húmedo, y lo húmedo le es propio, y lo caliente, apropiado de el fuego. Y el fuego es caliente y seco, y lo caliente es propio, y lo seco, apropiado de la tierra. (Sanctiago, Arte separatoria, 1598, fol. 58r).


2. adj.

1ª datación del corpus: Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530.

Definición:

Dicho de un país o de su clima: con temperaturas altas a lo largo de la mayor parte del año.

Sinónimos(s):

cálido2.

Antónimos(s):

frígido1, frío1.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Todas estas sierras e tierras de Armenia la Mayor son tierras de mucho ganado e mucha yerva, pero en invierno, a causa de los grandes yelos e nieves, sácanlos de la tierra y llévanlos a la tierra de Capadocia, cabe las riberas del río Tigris, que son tierras calientes y de mucha yerva. (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. XLv).

Ejemplo 2:

Quando aquel viento sopla en Judea va por regiones secas y calientes, conviene saber por los desiertos de África. (Cortés de Albacar, Breve compendio sphera, 1556, fol. LVIIr).

Ejemplo 3:

Repártese lo que antiguamente llamavan Perú en tres partes: en llano, sierras y Andes. Llano es muy arenoso y muy caliente. (Apiano, Cosmographía, 1575, fol. 77v).





Véase bala ~.

<< Volver