Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: ardiente.
( del lat. ardens, -ĕntis (DRAE) ).
Familia léxica: aguardiente, arder.

1. adj.

1ª datación del corpus: Micón, Diario grande cometa, 1578.
Marca diatécnica: Fil. Nat.,Fís.

Definición:

Que arde y quema.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

De ahí infiere el philósopho las tres especies comunes de cometas. La primera es ésta que avemos dicho de llama o humo, como éste que ahora parece. La otra, que consta de materia gruessa y prieta, que entonces se enciende como una brasa de carbón y entonces parece el cometa colorado y echo ardiente como un tizón, qual fue el que vimos, año de 1556. (Micón, Diario grande cometa, 1578, pág. 34).

Ejemplo 2:

En el pueblo Debri, de los garamantas, ay una fuente que de día está fría y de noche hierve. Junto a los segestanos, el Hebelso, en medio de su corrida, súbitamente hierve. En Epyro ay una fuente que llaman sagrada, en la qual las cosas ardientes se apagan y las apagadas se encienden. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 307).

Ejemplo 3:

Lo más siguro es haçer en la puerta una torre y en ella un rastillo pendiente, y allí unos agujeros para echar de arriba agua y alquitrán ardiente para quemar a los enemigos y también para echar agua fría para apagar el fuego que allí hubiere. (Roxas, Sumario milicia, 1607, fol. 44v).



Véase bala ~.

<< Volver