Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: combatir, conbatir.
( del lat. combattŭō, -ĕre 'combatir con', de cum y battŭō (DECH) ).

1. v. intr.

1ª datación del corpus: Montes, Instrucción y regimiento, 1537.
Marca diatécnica: Mil.

Definición:

Pelear (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Estos, puestos en su escuadrón el día de la batalla, hazen cuerpo, porque está entre ellos la flor de la cavallería, y la fortaleza de una batalla está en ellos; y los cavallos ligeros tienen otra orden, que son más ligeros para combatir, porque andan a la ligera y de continuo andan a vista de los enemigos, y éstos sirven mucho en la guerra porque señorean la campaña, lo que no hazen los hombres d’armas, que éstos no salen sino a cosa de hecho y, si salen, salen sobre cosa pensada. (Montes, Instrucción y regimiento, 1537, fol. Vv).

Ejemplo 2:

Y conviene con esto a los tales soldados escogidos darles a entender cómo los buenos y valerosos no solamente han de servir en combatir y pelear, sino en todas las demás cosas de la guerra, quando la nescessidad lo pidiere. (García de Palacio, Diálogos militares, 1583, fol. 52v).

Ejemplo 3:

En el ponerse los navíos en batalla quando no se combate en canales o puestos de muchos baxíos y bancos, que forçosamente han de disponer los navíos según el espacio haziendo vanguardia, batalla y retaguardia, todos los marineros son de parecer, combatiendo con navíos redondos, ser mejor forma de batalla hazerse de una frente, poniendo la capitana en medio y a sus costados (quando son pocos navíos) los más gruessos y crecidos , avezinando el uno al otro lo más que se puede, advirtiendo que no se vengan a topar uno con otro y asirse las xarcias, como acontece, con que vienen a embaraçarse mucho. (Mendoça, Theórica y práctica, 1596, pág. 165).


2. v. tr.

1ª datación del corpus: Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582.
Marca diatécnica: Mil.

Definición:

Atacar una plaza o tropas enemigas.

Sinónimos(s):

acometer1, embestir2, ofender.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Allende d’esto, las guarniciones del muro y de las torres han de estar ayuntadas con cavas, porque son muy seguras, que ni los arietes, ni las minas, ni otros artífices las pueden dañar. Pero no en todos lugares cumple hazer cavas, sino en aquéllos en los quales, fuera del muro, desde lo alto, pueden llegar a pie llano a combatir las torres. (Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582, fol. 14v).

Ejemplo 2:

La máquina llamada ariete, que quiere dezir ‘carnero’, se aplicava, assimismo, al combatir las fortalezas y derribar las murallas; llamáronla de este nombre y aun diéronle la figura y forma de aquel animal por el effecto que con ella se hazía y modo como se exercitava. (Collado, Plática Artillería, 1592, fol. 4v).

Ejemplo 3:

Luego que está recogida la mayor parte del exército en la plaça de armas, el maestre de campo suele ordenar se allanen las trincheas y fortificación del alojamiento, para que pueda salir d’él la gente en esquadrón con mayor comodidad y presteza; y esto mismo acostumbran los exércitos del explanar las trincheas quando van a combatir el enemigo, dando a entender con semejante demonstración despreciar la fortaleza de los reparos por el valor de sus braços. (Mendoça, Theórica y práctica, 1596, pág. 69).


<< Volver