Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: resplandor.
( de resplendor y este del lat. *resplendor, -ōris, de resplendēre (DRAE) ).
Familia léxica: resplandecer, resplandeciente.

1. sust. m.

1ª datación del corpus: Chaves, Sacrobosco, Sphera, 1545.
Marca diatécnica: Astr.,Fís.

Definición:

Luz muy clara que arroja o despide el Sol u otro cuerpo luminoso. (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Aliende d’estos orbes, ponen los theólogos otro al qual llaman cielo empýreo, que quiere dezir ‘cielo de fuego encendido’, por el gran resplandor suyo. Y éste es fixo, que no se mueve, el qual es la morada y lugar de todos los bienaventurados y escogidos, al qual podemos llamar cielo onzeno. (Chaves, Sacrobosco, Sphera, 1545, fol. XVIIv).

Ejemplo 2:

Los griegos dixéronle cosmos, que significa hermosura, por su forma elegante y ornamento maravilloso y diversidad de elementos ; con el resplandor del Sol, Luna y estrellas, ninguna cosa se puede ver con los ojos corporales más hermosa que él, en tanto que affirma Platón que los ojos al hombre le fueron concedidos para que con ellos viese y viendo gozase de los orbes celestiales, máchina y redondez del mundo . (Cortés de Albacar, Breve compendio sphera, 1556, fol. IXr).

Ejemplo 3:

Síguese el resplandor que suele tener el cometa, que, quan mayor, mayores actiones señala, en especial en tyranías y muertes de Grandes, qual fue aquél que apareció antes del nacimiento del Señor, año 183, que nació Mitrídates, cuyo resplandor fue tan grande, que quitó gran parte de la claridad del Sol, que señaló la muerte de Scipión y Aníbal, y estrago de los celtíberos en España, y guerras crudas entre Scilla y Mario. (Micón, Diario grande cometa, 1578, pág. 101).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Pérez Vargas, De re metallica, 1568.
Marca diatécnica: Metal.,Mineral.

Definición:

Luz que refleja o emite un metal o mineral

Sinónimos(s):

brillar2.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

De forma que, siendo los metales perspicuos y densos, por razón de una humidad espessa, subtil y pura que todos communican, deven ser por fuerça luzios, resplandescientes, y tanto más quanto más el metal participare d’esta humidad, acicalándose; porque el metal no acicalado, las unas partes levantadas y relevadas hazen sombra a las otras y se estorva la luz y resplandor. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 23v).

Ejemplo 2:

El diamante es una piedra pequeña, clara, de resplandor chrystalino y de dureza incomparable, porque ni el fuego, ni el agua, ni el tiempo la daña ni corrompe; sólo con sangre de cabrón dizen que se ablanda algo. (Arphe, Quilatador de la plata, 1572, fol. 41r).

Ejemplo 3:

A cinco géneros puede reduzirse toda la diversidad que ay de piedras. Porque, si son pequeñas, raras, duras y que tienen resplandor y lustre, son las que se llaman preciosas; y si son grandes, aunque sean raras y su lustre mucho, se reduzen a mármoles. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fol. 12r).


<< Volver