Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: mudar.
( del lat. mutāre (DECH) ).

1. v. tr. u. t. c. prnl.

1ª datación del corpus: Anónimo, Repertorio tiempos, 1554.
Marca diatécnica: Fil. Nat.

Definición:

Dar o tomar otro ser o naturaleza, otro estado, forma [...] etc. (DLE).

Antónimos(s):

permanecer.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

A honor y reverencia del Sol, a XX días de abril, que es casa de Taurus, consagravan un toro, el qual pintavan de muchas y diversas colores, en figura del qual adoravan el Sol, el qual, por la diversidad de los colores que en aquel tiempo demostrava en sus rayos, afirmaron que cada hora se mudava de su color. (Anónimo, Repertorio tiempos, 1554, fol. XXIIIr).

Ejemplo 2:

Si alguno quisiere experimentar si el bermellón tiene vicio, d’esta manera lo ha de hazer: tome una lámina de hierro y póngase en ella el bermellón. Assiéntese en el fuego, hasta que se encienda la lámina. Quando la fuerça del calor mudare el color y estuviere negro, quitarse ha la lámina del fuego, y si frío se restituyere en su color antiguo, es señal que está sin vicio; mas, si permaneciere con el color negro, significa estar corrompido. (Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582, fol. 99r).

Ejemplo 3:

Las exhalaciones, enfriándose, se convierten en agua si sus dos calidades no se mudan, porque del vapor no se puede convertir en agua si primero no se mudan, porque del vapor no se engendrará el ayre si no se convierte primero su sequedad en la materia contraria, ni del ayre no se engendrará la agua si no se aparta d’ello la calor. Y esto no se puede hazer tan presto como muchos se piensan. Y, por tanto, no todo lo que concurre en la tierra no se convierte muy presto en humor, aunque todos los elementos de todos se engendren. Es verdad que del fuego se puede engendrar agua, aunque entre sus dos calidades van contrariando, y también se puede de la tierra engendrar, aunque ella tenga en sí cosas, que son muy crassas sus partes. Estas mutaciones no por esso es de los elementos, por raçón que no se hazen presto sin que se le entreponga otras mutaciones. No puede una tan grande cantidad de agua administrar a la tierra, y por esto es menester buscar de una materia que con más facilidad se mude o comute, por que se aya de engendrar toda la agua que de la lluvia se allega. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 8r ).


<< Volver