Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: medianoche.
( cmpt. de medio y noche (DECH) ).

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Sánchez de las Broças, Helt Frisio, Relox español, 1549.
Marca diatécnica: Cron.

Definición:

Hora en que el Sol está en el punto opuesto al de mediodía. (DLE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Como hasta aquí ayamos dicho y declarado cómo se puedan saber las horas, ansí las de los antigos como las de nuestros tiempos, digo de aquéllas que suelen partir el tiempo que ay de un nascimiento del sol a otro nascimiento, o de una puesta a otra, en 24 horas, pero de tal manera que la ordenança d’ellas se comience después de mediodía y después de medianoche, partiéndose en dos vezes doze horas. (Sánchez de las Broças, Helt Frisio, Relox español, 1549, fol. 29r).

Ejemplo 2:

Si comiençan su cuenta a la mañana, a las horas que han corrido después de medianoche añadan 12 y las horas de la puesta del Sol; y d’esta manera sabrán lo que pretienden: quántas horas ha corrido el Sol sobre nuestro horizonte. (Apiano, Cosmographía, 1575, fol. 66r).

Ejemplo 3:

Cierto es que ser medianoche no es otra cosa sino estar el Sol al movimiento del primer móbile a cada uno en aquella parte de su meridiano que le está baxo de la tierra, así como le es mediodía quando le está en aquella parte del meridiano que está sobre la tierra. (Cortés de Albacar, Breve compendio sphera, 1556, fol. Lr).


2. sust. f.

1ª datación del corpus: Muñoz, Libro nuevo cometa, 1573.
Marca diatécnica: Cosmogr.

Definición:

Punto cardinal situado al frente de un observador a cuya derecha está el este. (DLE).

Sinónimos(s):

aquilón2, bóreas2, norte1, septentrión1.

Antónimos(s):

austro2, mediodía3, meridie, sur1.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Si hizieran diligente observación de los effectos de los planetas, vieran que Saturno, en algún ángulo de los quatro principales del cielo, que son Levante, Mediodía, Poniente, Medianoche, quando el Sol y la Luna se juntan o opponen luego antes al equinoctio, que aquel año es frigidíssimo. (Muñoz, Libro nuevo cometa, 1573, fol. 25v).


<< Volver