Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: hundir, undir.
( del lat. fŭndere 'derramar', 'fundir'. Primeramente significó 'destruir,arruinar'; después se generalizó la acepción 'sumir, echar a fondo' por influjo de hondo (DECH) ).

1. v. tr. u. t. c. prnl.

1ª datación del corpus: Ortega, Conpusición Arismética y Geometría, 1512.
Marca diatécnica: Metal.

Definición:

Derretir y licuar los metales, los minerales u otros cuerpos sólidos. (DLE, s. v. fundir).

Sinónimos(s):

fundir1.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Donde as de saber que cada marco de oro tenía de ley 20 quilates y cada marco de plata tenía de ley 5 dineros. Este mercader fizo undir todas tres pieças en una. (Ortega, Conpusición Arismética y Geometría, 1512, fol. 158r).

Ejemplo 2:

Y el oro que se queda en el assiento de la redoma se lava con agua caliente, y se cuela y enxuga, y después se hunde en crysol echándole borrax, o solimán, para que se junte y adulça. (Arphe, Quilatador de la plata, 1572, fol. 38v).

Ejemplo 3:

No tenían los indios peso alguno para pesar, […]. Tampoco tenían moneda, tienendo mucho oro, plata, cobre, plomo, latón y estaño, aunque de aquestos tres postreros tienen poco, pero todo saben hundir y labrar. (Apiano, Cosmographía, 1575, fol. 75v).


2. v. tr.

1ª datación del corpus: Álaba, Perfeto capitán, 1590.
Marca diatécnica: Art.

Definición:

Dar forma en moldes al metal fundido. (DLE, s. v. fundir).

Sinónimos(s):

fundir2.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

De lo dicho se colije que la verdadera longitud que se a de dar a las pieças a de ser en tal respeto que al instante que se aya acabado de quemar la pólvora salga la pelota. Y el verdadero maestro para hundir en tal proporción las pieças a de ser la experiencia. (Álaba, Perfeto capitán, 1590, fol. 155r).

Ejemplo 2:

Se reconocerá por de dentro la pieça, a ver si tiene algunas faltas de las que atrás se dixeron; y después de aver disparado todos los tiros necessarios, se bolverá a reconocer para ver si a hecho sentimiento y, conforme a lo que en ella se hallare, o se recibirá o bolverá a quebrar y hundir de nuevo. (Álaba, Perfeto capitán, 1590, fol. 158r).


3. v. u. t. c. prnl.

1ª datación del corpus: Collado, Plática Artillería, 1592.

Definición:

Sumir, meter en lo hondo. (DLE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

La orejonera es el lecho y el reposo de la pieça de artillería y aquélla recibe toda la coz y furia d’ella al tiempo que dispara, por lo qual se procura que sea muy bien fortificada, aforrada por debaxo y por encima con fuertes bragas o barras de hierro, las de abaxo para que el orejón no se hunda en el madero del tablón con el grande peso . (Collado, Plática Artillería, 1592, fol. 19r).

Ejemplo 2:

Solamente entiendo de aquellas plataformas sobre las quales, según diximos, juega el artillería, y se hazen de madera para que las ruedas de las pieças no se hundan y se atasquen en el suelo con el continuo tirar que en semejantes tiempos se ha usado. (Collado, Plática Artillería, 1592, fol. 57v).

Ejemplo 3:

Si el terreno fuere fuerte, llano, ygual, duro y tieso, no será menester calçar de cuñas o tonelotes el telar o pies del dicho guindal; pero, siendo terreno blando donde se puedan hundir, será menester calçar el telar con cuñas o bloques, de modo que, arrimados a cada pie por la parte ynterior, sin llegar con un buen dedo su altura a la trabesera. (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 325).


4. v. prnl.

1ª datación del corpus: Micón, Diario grande cometa, 1578.

Definición:

Dicho de un edificio: arruinarse. (DLE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Y por noviembre del año de 70, fue tan gran diluvio en Olandia, Zelandia y Frisia, que no sólo muchos animales y millares de hombres se ahogaron, pero edificios y calles grandes se hundieron. (Micón, Diario grande cometa, 1578, pág. 99).

Ejemplo 2:

Y nós vimos una torre junto a Mestri, pueblo de venecianos, la qual, después de algunos años que fue acabada con su peso agujereado, el suelo sobre que estava (como lo mostró el negocio), flaco y débil, se hundió hasta las almenas altas. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 66).

Ejemplo 3:

Si la tierra fuere de manera que parezca que no se puede sustentar, se vaya fortificando la mina, assí para seguridad de los que van trabajando, como para evitar mucho gasto, si acaso se hundiesse. (García de Céspedes, Instrumentos nuevos, 1606, fol. 37v).


5. v. tr.

1ª datación del corpus: Loçano, Alberto, Architectura, 1582.

Definición:

Destruir, arruinar (DLE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

De aquí es que unas cosas luego se podrecen, otras se deshazen, otras hunden las paredes. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, p. 90).

Ejemplo 2:

Los techos de la fortaleça, para que no puedan ser hundidos con los pesos de las balas, terminaranse en ángulo agudo. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, p. 129).

Ejemplo 3:

La hendedura en la pared y el desviamiento de las líneas, algunas vezes se harán de las bóvedas que hunden a los arcos de la pared, o porque no pueden suffrir el mal sobrepuesto peso. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, p. 334).


6. v. tr. u. t. c. prnl.

1ª datación del corpus: Celso, Reportorio universal leyes Castilla, 1553.

Definición:

Meter algo debajo del agua o de otro líquido. (DLE, s. v. sumergir.).

Sinónimos(s):

zahundir.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Empero, si por fuerça de los vientos la nao de alguno se encontrare contra otra y la hundiesse o dañasse, no sería tenudo. (Celso, Reportorio universal leyes Castilla, 1553, fol. XCv).

Ejemplo 2:

Siendo verdadero metal, no es duro, ni formado y consistente como los demás, sino líquido, y que corre, no como la plata y el oro, que, derretidos del fuego, son líquidos y corren, sino de su propria naturaleza. Y, con ser licor, es más pesado que ningún otro metal, y assí los demás nadan en el azogue y no se hunden como más livianos. (Acosta, Historia natural, 1590, pág. 220).

Ejemplo 3:

a H es otra çatara hecha de tablas enclavadas encima de dos medias tablas. Y eso sirve para acabar de sacar del paño la tintura, porque ésa, en aviendo peso encima de la çatara H, luego se unde dentro de la agua, aunque no del todo. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 338r).


<< Volver