Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

( del lat. tardío fumositas, -atis 'vapor', 'sustancia gaseosa' (Dictionary of Medieval Latin) ).
Familia léxica: ahumado, ahumar, humeante, humear, humo, humoso.

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Loçano, Alberto, Architectura, 1582.
Marca diatécnica: Dest.,Fil. Nat.

Definición:

Nube de vapor semejante al humo por su aspecto.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Y no contaremos aquí aquellas cosas de la Philosophía, en qué manera con la fuerça del sol sean sacados afuera los vapores de las entrañas de la tierra, y sean levantados al cielo [...] Sea viento, o sea fumosidad de la tierra, o caliente evaporación movida del frío que la impelle, o soplo del ayre, o ayre puro movido con el movimiento del mundo.. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 8).

Ejemplo 2:

Demuéstrase también en otra manera, que es tomar dos alquitaras, la una de cobre y la otra de vidro, y destilar en cada una d’ellas una arroba de vino, o por lo menos media. Y tomen estas dos destilaciones cada una de por sí, sin que se mezcle la una con la otra, y dissuélvanlas cada una de por sí, en dos caçuelas nuevas, o en vidro, sobre fuego. Y se verá levantar, desque se vaya acavando la umidad, unas fumosidades de varios colores de la que se destiló en el cobre, y acabadas las fumosidades, queda la sustancia corrompida, sin sabor ni olor. Y de la que fue hecha en el vidro no se levantan las dichas fumosidades y queda con su sabor y olor. Y, siendo bien enxuta, péssenla y tomen otro tanto oro de lo que dizen de veynte y quatro quilates, y pongan cada cossa en su crisol y denles fuego de fundición a ambos el tiempo que quisieren. Y, hecho esto, sáquenlos y pésenlos, y hallarán la dicha sustancia cabal en el pesso como el oro. (Sanctiago, Arte separatoria, 1598, fols. 111v- 112r).


2. sust. f.

1ª datación del corpus: Sanctiago, Arte separatoria, 1598.
Marca diatécnica: Metal.

Definición:

Materia del humo. (DLE, s. v. fumosidad).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Y el modo que se a de tener para disponerlos es el que se sigue: tómese el mercurio y amalgámenlo con la luna, como hazen los plateros quando quieren dorar [...] Y désele fuego de mecha con tres mechas de el gruesso de las que comúnmente se hazen para los candiles ordinarios, las quales sean de lino y no de algodón, porque el dicho algodón haze una humosidad gruessa, la qual se pega al suelo del vaso e impide al dicho calor y suele caer sobre las dichas mechas y apagarlas y ensuziar el azeyte; y las de lino no hazen la dicha humosidad (Sanctiago, Arte separatoria, 1598, fols. 49r-49v).


<< Volver