Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

( tomado del lat. exercitare ‘ejercitar a menudo’ (DECH) ).
Familia léxica: ejercer, ejercicio, ejercitado, ejército.

1. v. tr.

1ª datación del corpus: Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582.

Definición:

Practicar un arte, oficio o profesión. (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

De manera que nadie se atreva a hazer en su casa otra arte como de hazer çapatos, o labar paños, o otra qualquiera, aunque sea más fácil. Y atrévense muchos a exercitar el Architectura, y la causa es porque los que la professan no son verdaderos architectos, sino falsos. (Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582, fol. 77r).

Ejemplo 2:

Y al tal artífice se le podrá dar título de mensurador y licencia para que pueda exercitar el officio, y no en otra manera, guardando la misma orden en todos los officios dependientes d’esta sciencia Mathemática. (Herrera, Institución Academia, 1584, fol. 9v).

Ejemplo 3:

El discurso de la Metafísica, aquí halló su verdadero y importante sujeto. La Medicina aquí se exercita con particular excelencia, donde se trata de la conservación de las vidas y salud que con tanto peligro se sustentan. Y aunque todas estas ciencias, y otras que olvido, son compañeras y hijas de la militar y donde maravillosamente se hallan y exercitan, pero las Matemáticas y Astrología son las que la componen, las propias suyas de quien más se vale y a quien tiene siempre por guía, y sin las quales es impossible se exercite la guerra, ni se den precetos cómo deva exercitarse. (Álaba, Perfeto capitán, 1590, fol. VIv).


2. v. tr. u. t. c. prnl.

1ª datación del corpus: Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530.
Marca diatécnica: Metod.

Definición:

Adestrar, enseñar, instruir, y hacer que uno aprenda alguna cosa, mediante el exercício y práctica de ella. (Autoridades).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Los quintos son los defensores, que andan en la guerra, y en tanto que no tienen guerra exercitan cosas anexas a las armas, porque cuando fuere menester se hallen prestos. (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. LXIIv).

Ejemplo 2:

Capítulo XXIII. En el qual se ponen algunas demandas para exercitar las reglas generales de Arithmética. (Pérez de Moya, Arithmética práctica, 1562, pág. 210).

Ejemplo 3:

Esto deve de bastar para saber cómo se deva de hazer la ygualación, porque en los casos que avemos de poner para práctica de las reglas hallaremos otros muchos y muy differentes exemplos, y exercitándonos en ellos quedaremos más diestros en la arte de ygualar. (Núñez, Álgebra en Arithmética, 1567, fol. 140r).


<< Volver