Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: derretido, derritido.
( de derretir (DECH) ).
Familia léxica: derretir.

1. adj.

1ª datación del corpus: Sagredo, Medidas Romano, 1526.
Marca diatécnica: Fil. Nat.

Definición:

Referido a un sólido: licuado por medio del calor.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Assí quedava la coluna de todas partes derecha y assentada, la qual firmavan con plomo derretido en lugar de cal, lo qual aún se usa oy en día por muchos pueblos de Ytalia. (Sagredo, Medidas Romano, 1526, pág. 70).

Ejemplo 2:

Queda la plata finíssima hecha de color de fuego. Es cosa maravillosa que, quando está assí refinada, aunque esté líquida y derretida, no se vierte bolviendo la copella o vaso donde está hazia abaxo, sino que se queda fixa sin caer gota. (Acosta, Historia natural, 1590, pág. 231).

Ejemplo 3:

Estando bien caliente la callana, que es quando parece blanca y hecha asqua, se ponga sobre carbones pequeños encendidos el metal preparado, como queda dicho, en dos o más vezes, según fuere su cantidad; cúbrase con otros carbones y désele ayuda con el fuelle; derrítese en breve la greta y abraça y lleva consigo la plata, oro o cobre que el metal tuviere. Y en estando bien fundido, que se conoce quando la escoria está muy derritida y líquida como azeite, y bien cocido el baño, cuya señal es començar a gastarse el plomo y a criar greta, se aparte la callana y enfríe. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fol. 87r).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Rojas, Teórica fortificación, 1598.
Marca diatécnica: Constr.

Definición:

Fábrica compuesta de piedras menudas y mortero de cal y harena (Pagés, s. v. hormigón).

Sinónimos(s):

hormigón.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

E hincadas con esta ordenança, se les echará un derretido de cal, arena y ripios muy fraguado que llegue hasta el ras y plan de las cabeças de las dichas estacas. (Rojas, Teórica fortificación, 1598, fol. 92v).

Ejemplo 2:

Hecho esto, se irá tendiendo por el cimiento una cama de maderos muy espessos, a tope unos de otros, y se echará encima d’ellos un derretido de cal y arena; y luego echar otra tonga de más maderos, de suerte que vayan cruzando a los de la primera cama, echando algunas traviessas y hileras en que se vayan clavando; y luego se bolverá a echar otro derretido de cal y arena y ripio menudo. (Rojas, Teórica fortificación, 1598, fol. 93v).


<< Volver