Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: coajar, cuajar, cuaxar, quajar, quaxar.
( del lat. coagulāre 'íd.' (DECH) ).
Familia léxica: coagulado.

1. v. tr. u. t. c. prnl.

1ª datación del corpus: Pérez Vargas, De re metallica, 1568.
Marca diatécnica: Fil. Nat.

Definición:

Transformar una sustancia líquida en una masa sólida y pastosa.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Escudriñando esto los philósophos antes que viniessen en conocimiento de la verdad, por algunas apariencias generales pensaron y creyeron que la frialdad engendrava las especies de los metales y como causa efficiente suya les dava cumplido ser y perfeción, especialmente viendo que la frialdad quaja los metales, y, después de derretidos, les tornava a restituir en su firmeza sin corrupción, lo qual no haze el calor, que los funde y desata con deperdición de alguna parte d’ellos. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 7r).

Ejemplo 2:

No insistiré en esto, que es disputar cosas de Philosophía: de los principios y origen de las piedras; si, por ventura, aquellos principios viscosos se endurecen, primero, de la mezcla de el agua y tierra en cieno, y después, en piedra, y si quaxan espesadas con la fuerça del frío. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 48).

Ejemplo 3:

Este hyesso dúrale mucho el quajarse; mas, dempués de quajado, se buelve como un hierro, que no será bastante ninguno a hincar un clavo en el suelo hecho de hiesso biscocho. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 265r).


2. v.

1ª datación del corpus: Muñoz, Libro nuevo cometa, 1573.
Marca diatécnica: Fil. Nat.

Definición:

Dicho de la nieve o del agua: Formar superficies sólidas.

Sinónimos(s):

congelar1.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Dirá luego alguno: ¿cómo los montes, quanto más altos son, más quaja en ellos la nieve y más fríos son (Muñoz, Libro nuevo cometa, 1573, fol. 16v).

Ejemplo 2:

Y si este vapor, por ser poco, se quedare en la más baxa región aérea, por ser ella en las mañanas más fría, viénelo a coajar y endurecer, para que sea yelo y escarcha. (Micón, Diario grande cometa, 1578, pág. 13).


<< Volver