Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: arder.
( del lat. ardēre 'íd.' (DECH) ).
Familia léxica: aguardiente, ardiente.

1. v. intr.

1ª datación del corpus: Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530.
Marca diatécnica: Fil. Nat.,Fís.

Definición:

Estar en combustión (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

En esta tierra y en la de Babilonia se cría el natán , de que se haze el alquitrán, el qual después que se enciende, no se mata con agua, porque si le echan agua arde el agua con él; mátase con vinagre. (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. LVIr).

Ejemplo 2:

El salitre es de natura tan húmida que una mínima humidad que sienta lo dissuelve y convierte en agua. El salitre, estando él solo y siendo tocado de el fuego, arde con muy mayor acción que no arde el açufre, que es calidíssimo. (Collado, Plática Artillería, 1592, fol. 5v).

Ejemplo 3:

Estas cosas, las quales tienen tanta fuerça y virtud de fuego, que untada alguna cosa con este betún, en especial en aquella especie de betún que llaman naphta, que acercándole al fuego la tal cosa untada, luego se le aprende el fuego con muy grande facilidad y arde, y no se puede matar con agua, por mucha que se le heche ençima. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 34v).


<< Volver