Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

( de ballesta (DRAE) ).
Familia léxica: ballesta, ballestero.

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Medina, Arte de navegar, 1545.
Marca diatécnica: Geom. Astr. Mar.

Definición:

Instrumento constituido por una vara de madera o metal atravesada por otra o varias más pequeñas y utilizado para medir dimensiones, ángulos y distancias. (Diccionario Histórico, s.v. báculo).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

El piloto o otra qualquier persona que quisiere tomar el altura del polo Ártico, que comúnmente llamamos altura del Norte, tome su ballestilla o quadrante, o aquel instrumento que más usado tuviere. (Medina, Arte de navegar, 1545, fol. 70r).

Ejemplo 2:

Dio entendimiento a los hombres para que, con una vara pequeña e una tabla como una mano, se haga un ystrumento que se llama ballestilla, con el qual se toma la altura del Norte y, con ésta, se sabe de noche lo mismo que de día se sabe con la altura del Sol. (Medina, Regimiento de navegación, 1563, fol. 4r).

Ejemplo 3:

Y a su imitación se a hecho la que vulgarmente se llama ballestilla, para con ella tomar los que navegan las alturas de los lugares por medio de la altura de la estrella que comúnmente se llama del Norte o Polar, en esta manera. (Tovar, Examen alturas, 1595, fol. 1r).

Información enciclopédica:

"Instrumento empleado para determinar distancias angulares entre cuerpos celestes; a partir del siglo XV alcanzó enorme popularidad con su utilización en la navegación de altura, por su comodidad y rapidez en el cálculo para tomar alturas del Sol y de la estrella Polar, a fin de determinar la hora local y la latitud. […] Consta de dos piezas esenciales: el radio, también llamado por los marinos ‘vara’ o ‘virote’, y el transversario, también llamado ‘sonaja’, ‘martillo’, ‘franja’ o ‘sualla’. El transversario es un estrecho listón de madera o latón que se desliza sobre el radio, listón más largo que el anterior, que pasa por un agujero practicado en el centro del transversario formando una cruz. […] Una graduación adecuada sobre el radio permite determinar el ángulo subtendido por el transversario a cualquier distancia de uno de los extremos del radio que se sitúe, la llamada ‘coz’. Observando desde la coz y haciendo coincidir los dos extremos del transversario con los cuerpos celestes cuya distancia angular se desea determinar, o bien con los extremos de la longitud a medir, mediante su deslizamiento en uno u otro sentido, se lee inmediatamente tal distancia sobre la graduación del radio.” (Mª. I. Vicente Maroto y M. Esteban Piñeiro: Aspectos de la ciencia aplicada en el España del Siglo de Oro, Salamanca, Junta de Castilla y León, 1991, págs. 379-380).

<< Volver