Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: molde.
( probablemente del cat. ant. motle (hoy dial., más bien motllo) (DECH) ).
Familia léxica: contramolde, moldado, moldeado, moldear.

1. sust. m.

1ª datación del corpus: Sagredo, Medidas Romano, 1526.
Marca diatécnica: Arq. y Cant.

Definición:

Tabla o plancha cortada con los mismos ángulos, figuras y tamaños que ha de tener la superficie de una pieza, y que puesta sobre ella, sirve en varios oficios de regla para cortarla y labrarla. (DLE, s.v. plantilla).

Sinónimos(s):

contramolde, planta4, plantilla.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Puedes señalar más fácilmente los dichos arcos apuntando primero las tajaduras de los cornijales y, abierto el compás quantidad de un lado del quadrado, sacar una cercha o molde con el qual señales los dichos arcos, poniéndole sobre los puntos de las tajaduras. (Sagredo, Medidas Romano, 1526, pág. 53).

Ejemplo 2:

Y de la manera qu'está estendido este molde, qu'es del primer lecho de la primera dobela, as de estender los demás. (Vandelvira, Traças de cortes, ca. 1591, fol. 21v).

Ejemplo 3:

Puédese labrar con moldes quadrados y estendidos de la mexor orden que le pareçiere al architecto, aunque tengo por mexor labrarla con los moldes o molde quadrado, que uno sirve para toda la capilla. (Vandelvira, Traças de cortes, ca. 1591, fol. 98v).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Pérez Vargas, De re metallica, 1568.
Marca diatécnica: Metal.

Definición:

Pieza en que se hace en hueco la forma que quiere darse en sólido a la materia que se vacía en él. (DRAE 2001).

Sinónimos(s):

forma2.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Después de enxutas, se funda el metal que se ha de vaziar, y las formas bien callentes y apretadas entre dos tablas con un cerco de hierro quadrado o redondo. Por el gito se eche el metal derretido dentro y se dexe elar; y sale la cosa vaziada, abriendo el molde. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 158r).

Ejemplo 2:

Hecha la ceniza, se ha de echar en un molde de bronce hecho a manera de pesa de dos onças de marco; y este molde no ha de tener suelo y, como esté lleno, pónese encima otro molde de latón, […] y danse encima dos o tres golpes de martillo hasta que esté bien apretada. Después de lo qual se saca del molde, y hanse de tener hechas muchas de estas copellas. (Arphe, Quilatador de la plata, 1572, fol. 8v-9r).

Ejemplo 3:

La figura de adelante demuestra el pozo o hoyo donde se ponen los moldes, los quales se hazen tan grandes conforme a las piezas que de una vez se pueden fundir en el horno. […] [Y] son tan profundos que los moldes vienen a quedar un palmo poco más o menos más baxo que la parte por donde ha de salir el metal del horno. (Lechuga, Discurso de la Artillería, 1611, pág. 51).


<< Volver