Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: doblegadizo.
( de doblegar (DECH) ).

1. adj.

1ª datación del corpus: Loçano, Alberto, Architectura, 1582.

Definición:

Fácil de torcer, doblar o manejar. (DRAE, s.v. doblegable).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

La cal se aparejará assí: remojarse ha mucho tiempo en un lago cubierto abundantemente y con agua pura; después, con hierro, se dolará como se dolan las maderas. Será señal de estar remojada quando, mientras se dola, no offenden al hierro las piedras. Antes del tercer mes no piensan que está harto madura. Conviene que sea muy doblegadiza y muy pegajosa la que es de loar, porque, si el hierro saliere seco, será indicio que no tiene harta agua y que está sedienta. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. pág. 180).

Ejemplo 2:

Esto conseguiremos cómmodamente con la regla dórica, semejante a la qual dezía Aristóteles que convenía que fuesse la ley, que era doblegadiza de plomo; porque, como ellos tuviessen entre sí piedras muy duras y no tratables, escaseando el gasto y trabajo, no las labravan todas en esquadra, antes las ponían con orden incierto, para que a cada qual le recibiesse bien su morada, porque era muy trabajosa cosa rodear la piedra hasta que estuviesse en los lugares convinientes y assiento aparejado. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 194).

Ejemplo 3:

Servíanse de esta semejante regla doblegadiza, y ceñían el ángulo y lados de la piedra que se avía de assentar, y de la regla se servían por esquadra, con que tentassen los vazíos de las piedras ya compuestas y conociessen los lugares donde confirmassen la piedra que avían de juntar y después la entrexiriessen. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 194).


<< Volver