Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: sublunar.
( del lat. sublunāris (DRAE) ).

1. adj.

1ª datación del corpus: Collado, Plática Artillería, 1592.
Marca diatécnica: Astr.,Fil. Nat.

Definición:

Que está debajo de la Luna. (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Los quales paresceres son sin tener cuenta con la observación de la luna, la qual no se puede negar quánta potencia sobre los cuerpos sublunares su influencia tenga; cuyos effectos bien considerados, quisieron otros famosos philósophos y architectos y, señaladamente, Plinio, que la perfecta madera ha de ser cortada en el menguante de la luna. (Collado, Plática Artillería, 1592, fol. 33v).

Ejemplo 2:

No entiendo aquí por tierra aquella simplicíssima, uno de los quatro elementos que la común escuela de filósofos dize componerse todos los mixtos sublunares, ni tampoco a la que es tan compuesta que participa de metal, caparrosa, salitre o otros jugos, sino a la que, careciendo de todo esto, ni se derrite, ni deshaze en fuego o agua, como los jugos o metales, ni está unida y dura como las piedras. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fol. Ir-Iv).

Ejemplo 3:

Muchos, con el vulgo, por ahorrar de dificultosos discursos, dizen que desde el principio del mundo crio Dios los metales de la manera que están oy y se hallan en sus vetas. Agravio hazen a la naturaleza, negándole, sin fundamento en esto, la virtud productiva que tiene en las demás cosas sublunares, demás de que la esperiencia en muchas partes ha convencido lo contrario. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fol. 17v).

Información enciclopédica:

De acuerdo con la cosmología aristotélica, el universo está estructurado en dos partes o regiones: la sublunar y la supralunar. En la primera, sujeta a cambio y corrupción, se encuentran los cuerpos terrenales, constituidos por mezclas de los cuatro elementos (mixtos). La segunda, eterna, inmutable e incorruptible, acoge los cuerpos celestiales constituidos por un quinto elemento denominado quinta esencia. La región supralunar y sus cuerpos influyen en los movimientos y procesos d e la región sublunar, como se aprecia en el primer ejemplo; no sucede lo mismo, sin embargo, a la inversa.

<< Volver