Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

( del lat. ferramĕnta, pl. n. de ferramĕntum (DECH) ).

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Celso, Reportorio universal leyes Castilla, 1553.
Marca diatécnica: Carp.

Definición:

Instrumento, por lo común de hierro o acero, con que trabajan los artesanos (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Dízese ayudar al ladrón el que le ayudasse a subir, o le diesse escalera, o le prestasse herramienta, o le demostrasse arte con que él pudiesse decerrajar o abrir alguna puerta o arca. (Celso, Reportorio universal leyes Castilla, 1553, fol. XIVr).

Ejemplo 2:

Luego se levanta el pan de la plata con alguna herramienta, y, puesto sobre una losa, con un martillo se limpia del almártaga que tiene pegada en la haz de arriba. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 135r).

Ejemplo 3:

Es un instrumento de acero, como escoplo, que solamente se diferencia en que tiene la punta redonda, del cual se ayudan los indios con su martillo, como quien escoplea para sacar el metal de la veta. Esta herramienta traen ellos y no se les da, ni aun se les permite, porque se hace mala labor con ella. (Llanos, Diccionario minas, ca. 1609-11, pág. 49).


2. sust. f.

1ª datación del corpus: Sagredo, Medidas Romano, 1526.

Definición:

Conjunto de herramientas.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

E assí los ordenadores de edificios se dizen propriamente architetos, los quales, según parece por nuestro Vitruvio, son obligados a ser exercitados en las sciencias de Philosophía y artes liberales, ca de otra manera no pueden ser perfetos architetos, cuyas ferramientas son las manos de los oficiales mecánicos. (Sagredo, Medidas Romano, 1526, pág. 14).

Ejemplo 2:

En esta tierra ay fierro e azero e muchos oficiales ferreros, que hazen armas e todas las cosas necessarias y ferramientas de ello, de que usan como nosotros. Es gente bellicosa. (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. LIVr).

Ejemplo 3:

Terná su erramienta toda, como quatro achas aceradas y encabadas, dos azuelas, un martillo grande, dos pequeños, un taladro o barrena grande para pernos, un medio taladro, dos barrenas de costado, otras dos de medio costado, seis pequeñas de escora y barrote y tillado, una sierra grande de dos manos, otra de una mano, almagre, liñas de lana, quatro escoplos, dos gurbias. (Anónimo, Diálogo fábrica de navíos, ca. 1631, fol. 34r).


<< Volver