Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento

Sacrobosco, Juan de, Tractado de la sphera, Sevilla, Juan de León, 1545, trad. Hierónymo de Chaves


Datos biográficos
Hierónymo de Chaves (Sevilla, 1523 - 1574).

erónimo, hijo de Alonso de Chaves, cosmógrafo de la Casa de la Contratación de Sevilla, y de Juana Ramos, fue un muchacho precoz; según su propio testimonio, escuchaba ya con interés las discusiones científicas entre los amigos de su padre. Su primer libro, una traducción del Tractatus de Sphera mundi de Juan de Sacrobosco, lo publicó en 1545. Al final del texto figura la siguiente nota: ´Fue impreso en la muy noble y leal ciudad de Sevilla, en casa de Juan León, en el año de la Encarnación de nuestro Salvador de 1545, y de la creación del mundo según los hebreos 5497, según Paolo Orosio 6594, según los primeros padres de la Iglesia 6744, según el rey don Alfonso 8529, y de la edad del autor de la presente obra el 22ª. Añadió muchas ilustraciones: 17 figuras en el primer libro sobre la forma del globo; 12 acerca de los diez círculos de la esfera, es decir, los cielos, en el libro segundo; 11 ilustraciones sobre los climas, en el libro tercero, y 15 relativas a los movimientos planetarios, en el libro cuarto. La mezcla del texto de Sacrobosco con las aportaciones de Chaves (tablas astronómicas, exposiciones geográficas de meridianos y latitudes, cálculos de eclipses e información sobre el calendario) tiende a oscurecer la originalidad de su contribución.

Por insistencia de su padre, antes de que se hiciera cargo de la cátedra de Cosmografía de la Casa de la Contratación, tuvo que realizar un examen consistente en presentar un curriculum obligatorio para la licencia de los pilotos de la carrera de Indias. Durante el período que ocupó dicho puesto, de 1552 a 1568, vio reducido su ambicioso curriculum, tanto en tiempo, de un año a tres meses o menos, como en contenido. Fue consultado por el Consejo de Indias en la prolongada e intensa controversia sobre el uso de agujas de marear corregidas respecto de la declinación, utilizadas por los pilotos prácticos, especialmente por los portugueses, y sobre la venta de cartas con escalas de doble latitud, destinadas igualmente a facilitar la navegación a lo largo de las costas del Atlántico Este. Jerónimo de Chaves censuró ambas cosas como no científicas y escribió una declaración dando sus razones para negar el permiso para su manufactura. En 1554 y 1566 presentó testimonio ante el Consejo de Indias sobre los derechos españoles en el Pacífico relativos a las Islas de las Especias y las Filipinas. Las conclusiones de estas deliberaciones no se conservan; sí que han sobrevivido, en cambio, los dictámenes de los expertos y algunas de sus opiniones. Tras esta presencia en la Corte, Jerónimo de Chaves, al parecer, no volvió a su cátedra. Nunca se casó y, como se desprende del prefacio a una edición póstuma de su principal obra, la Cronografía de los tiempos, publicada por primera vez en 1545, murió probablemente en 1574, tras una larga enfermedad.

Su fama procede fundamentalmente de la Cronografía o Repertorio de los tiempos, el más copioso que hasta ahora ha salido a la luz, que alcanzó siete ediciones en Sevilla en treinta años y quince hasta el final de la centuria. Está dividida en cuatro partes: la primera trata del tiempo y sus divisiones. Comprende los calendarios usuales, cronologías de sucesos destacados y de los papas. La segunda parte presenta el universo ptolemaico, los cielos, su número, orden y movimiento, las propiedades de los planetas; expone asimismo los argumentos habituales sobre la inmovilidad de la tierra. La tercera parte incluye un cálculo del año eclesiástico y otros datos astronómicos. Hay una explicación de los eclipses y una predicción de los que podrían ser visibles desde Sevilla el año 1602. La cuarta parte trata de astrología, influencias planetarias sobre la práctica de la medicina, tema por el que sentía un gran interés, y pronósticos. En el apéndice figuran Europa y América, con sus distancias respectivas desde Sevilla. Abraham Ortelius publicó, en su Theatrus Orbis Terrarum, tres mapas de Jerónimo de Chaves: uno de Sevilla y alrededores, otro de Florida y otro de América. El mapa de América contiene un continente sur o terra australis que se extiende desde el sur del continente americano en línea continua hasta el sur de ¡frica. En la Biblioteca Nacional y en el Museo Naval de Madrid se conservan mapas inéditos. La principal contribución a la ciencia de Jerónimo de Chaves la constituyen sus tablas astronómicas, cartas y mapas. (En J. M.™ López Piñero et alii, Diccionario histórico de la ciencia moderna en España, Barcelona, Ediciones 62, 1983, s. v. Chaves, Jerónimo de).

Ejemplares y otras ediciones

Sevilla, Juan de León, 1545: Córdoba, Biblioteca Pública del Estado, Est. 5-160; Madrid, Biblioteca Nacional, R/12256; Madrid, Museo Naval, CF-17, CF-128; Madrid, Real Academia Española, R-61; Oviedo, Biblioteca Universitaria; Salamanca, Biblioteca Universitaria, 36785; Zaragoza, Biblioteca Universitaria.

Sevilla, Juan de León, 1548: Madrid, Real Academia de la Historia, 1/2945.

Ediciones modernas

Juan de Sacrobosco (Jerónimo de Chaves trad.), Tractado de la sphera, en Obras clásicas de Náutica y Navegación, Madrid, Fundación Histórica Tavera, 1998, CD-Rom (edición facsímil de la de Sevilla, Juan de León, 1545).


Repositorio Gredos: http://gredos.usal.es/jspui/handle/10366/83274
URI : http://hdl.handle.net/10366/83274
Manuscrito Consultable de Sacrobosco, Juan de Procedente de Biblioteca Nacional de España


CILUS: Fichero Transcrito de Sacrobosco, Juan de