Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: berano, verano.
( del lat. vg. verānum tĕmpŭs 'tiempo primaveral', derivado del lat. vēr, vēris 'primavera' (DECH) ).
Familia léxica: primavera.

1. sust. m.

1ª datación del corpus: Nebrija, Tabla días y horas, 1517.
Marca diatécnica: Cron.

Definición:

Una de las cuatro estaciones o tiempos en que se divide el año, que empieza desde el equinoccio de marzo y dura hasta el solsticio de junio. (DRAE).

Sinónimos(s):

primavera, primera cuarta.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

En quatro quartas se parte el año, las quales se distinguen por quatro términos: dos solsticios, uno del invierno, en el menor día del año, y otro del estío, en el mayor día del año; y dos equinocios, uno del verano, quando en el mes de marzo igualan las noches con los días, y otro en el otoño, quando en el mes de setiembre otra vez igualan las noches con los días. (Nebrija, Tabla días y horas, 1517, fol. IVr).

Ejemplo 2:

Llámanse estos signos movibles porque, entrando el Sol en cada uno d’ellos, la disposición del ayre se dize variar y no perseverar en un estado; y, assí, entrado el Sol en Aries, muda de invierno en verano y, entrado en Cáncer, muda de verano en estío y, entrado en Libra, muda de estío en otoño y, entrado en Capricornio, muda de otoño en invierno. (Medina, Arte de navegar, 1545, fol. 6r-6v).

Ejemplo 3:

Los de el verano (como dize Marco Varrón ) son febrero, março, abril; los de estío son mayo, junio, julio; los de otoño: agosto, septiembre, octubre; los de invierno: noviembre, deziembre, enero. (Pérez de Moya, Arithmética práctica, 1562, pág. 650).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Sánchez de las Broças, Helt Frisio, Relox español, 1549.
Marca diatécnica: Cron.

Definición:

Uno de los cuatro tiempos, partes o estaciones en que se divide el año, el cual empieza desde que el sol entra en el signo de Cáncer hasta el equinoccio autumnal, que se causa entrando el sol en Libra. (Autoridades, s. v. estío).

Sinónimos(s):

estío1, segunda cuarta.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Llamaron, pues, a unas horas, horas brumales, que quiere dezir horas del menor día del invierno; a otras, solstitiales, que son las del mayor día del verano; a otras, equinoctiales, que son las de los días que son yguales con las noches. (Sánchez de las Broças, Helt Frisio, Relox español, 1549, fol. 26r).

Ejemplo 2:

Todas las señales por que se hazen juyzios son dos vezes en el año, es a saber, en el verano y en el invierno. En el verano por su excessivo calor y furia que tiene el Sol en aquella aparte que se halla más propinco, porque divide y resuelve las nuves; [...] Y, al contrario, en el invierno las señales que denotan que succederán pluvias y tempestades son más ciertas de las que muestran serenidades; mas en la primavera y otoño son generalmente más prescissas respecto de las del verano y del invierno. (García de Palacio, Instrución náuthica, 1587, fol. 71r-71v).

Ejemplo 3:

Y esta diligencia se a de hazer, o en el principio de la primavera, o en el principio del otoño, por causa que en el invierno no se puede hazer esta diligencia, ni tanpoco en el verano, como es en estas dos sazones del año. (Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 25v).


3. sust. m.

1ª datación del corpus: Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530.
Marca diatécnica: Cron.

Definición:

Una de las dos estaciones, en las que, de manera general, se suele dividir el año, en la que hace calor.

Sinónimos(s):

estío2.

Antónimos(s):

invierno2.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

De la parte de Setentrión tienen a la gente caspiana e a los montes Cáucasos , que no se pueden abitar por las muchas nieves que en ellos ay. En invierno ninguno puede subir a ellos, y en verano suben pocas vezes, e los que suben pónense en cierta forma unas tablas en los pies sobre que van por encima de la nieve; e otro tanto hazen los iberos para subir en las sierras de Armenia. (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. XXXVIIIr-XXXVIIIv).

Ejemplo 2:

Júntense cada día, que no sea domingo o fiesta, los dichos contadores mayores de la hazienda en casa del uno d’ellos una semana, y otra semana en casa del otro, una vez cada día, desde las siete hasta las diez en verano, y de las nueve hasta las doze en invierno. (Celso, Reportorio universal leyes Castilla, 1553, fol. LXXXIv).

Ejemplo 3:

(El sol) en los otros seys meses del verano, en los quales comiença de entrar a quinze días de março, que es la casa de Aries, circunda por lo alto de nuestro hemisperio, que se llama su lado derecho. (Anónimo, Repertorio tiempos, 1554, fol. XXIIIr).





Véase signo de ~.



<< Volver