Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: beleta, veleta.
( probablemente del lat. vēla 'tela de navegar' pero no es seguro; quizá del adj. árabe beléta movediza, traviesa, endiablada', que se ha aplicado también a objetos de paño o trapos y deriva del verbo bállat, empleado con usos náuticos ('dar bordadas') y otros, con el sentido fundamental de 'menearse de un lado a otro' (DECH) ).

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Roiz, Reloges solares, 1575.
Marca diatécnica: Mec.

Definición:

Pieza de metal, ordinariamente en forma de saeta, colocada de modo que pueda girar alrededor de un eje vertical impulsada por el viento, y que sirve para señalar la dirección del mismo (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Si esta traça de los vientos estuviesse en una piedra o en otra plana superficie del horizonte, podríase poner en el centro un gnomon y en él encaxada una veleta con su saetica, de manera que se rebolviesse fácilmente a qualquier parte, como esta AB, cuya punta de la saetica señalará siempre el viento que corre. (Roiz, Reloges solares, 1575, pág. 33).


2. sust. f.

1ª datación del corpus: Arphe, Varia Commensuración, 1585-87.
Marca diatécnica: Reloj.

Definición:

La varilla o plancha de hierro u otro metal clavada y fija, que con su sombra señala las horas en los relojes de sol. Llámase también gnomon (Autoridades s. v. estilo).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Y el triángulo AEF que se hizo en el quadrante es el gnomon o veleta de este relox , en el qual se assienta el ángulo A sobre H y el ángulo E sobre G, el qual señala las oras con el sol, estando derechamente levantado y en ángulos rectos. (Arphe, Varia Commensuración, 1585-87, I, fol. 25v).

Ejemplo 2:

Y en él a de estar el gnomon, o veleta que causa la sombra, clavada con un perno, para traerla guardada quando no fuere menester. (Arphe, Varia Commensuración, 1585-87, I, fol. 33r).

Ejemplo 3:

Para mirar las oras después de hecho el instrumento, se saca la veleta fuera y se pone por los días de los meses en el día que se quiere mirar. (Arphe, Varia Commensuración, 1585-87, I, fol. 33r).


3. sust. f.

1ª datación del corpus: Poça, Hydrografía, 1585.
Marca diatécnica: Astr.,Geom.

Definición:

Lámina colocada perpendicularmente en los extremos de la dioptra o de la alidada, con una abertura para dirigir visuales.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Escojo alguna d’estas diez y nueve estrellas quando está en la línea del Su, y, vista por los agujeros qu’están en la veleta del astrolabio, noto los grados que toca la línea de la dioptra o travesaño, y este grado me sirve para saber lo que estoy apartado de la línea y lo que tengo de altura de polo en esta manera. (Poça, Hydrografía, 1585, fol. 21v).

Ejemplo 2:

Para tomar la altura del Sol, cuélguese el astrolabio del anillo o cinta D en la mano izquierda y, buelto nuestro lado derecho al Sol, levántese con la mano derecha la regla hasta que, entrando por el agujero de la veleta o tablilla alta, el rayo del Sol hiera de medio a medio al agujero de la veleta baxa. (Çamorano, Compendio arte de navegar, 1588, fol. 14r).

Ejemplo 3:

Y porque es desde los 21 de março hasta los 23 de septiembre que anda el Sol a la parte de el Norte y, marcada la sombra al mediodía, veo que la veleta de abaxo en el astrolabio va hazia el Norte de mi aguja, y assí digo que el Sol y las sombras son hazia una misma parte. (Çamorano, Compendio arte de navegar, 1588, fol. 26v).


4. sust. f.

1ª datación del corpus: Ufano, Tratado de la Artillería, 1613.
Marca diatécnica: Mar.

Definición:

Gallardete muy corto que se usa generalmente como cataviento. (DRAE, s. v. grímpola).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Un comisario del artillería, aviendo embarcado en la villa de Dunquerque dentro de una balandra o barca […], entrando en el gran lago que ay entre la dicha villa y la de Furnenbac, corrió tan tempestuosa burrasca que la dicha balandra con su artillería se fue a pique y se hundió, de tal manera que no se le paresçía más de la beleta del árbol. (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 232).

Ejemplo 2:

Señor Capitán, ¿tan grande y amplio mar ay en la campaña d’entre Dunquerque y Furnenbac y tan hondable que, yéndose la dicha balandra a pique, se hundiese en tanto grado que no paresçiese más de la veleta de la corona del mástel? (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 233).


<< Volver