Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: todo.
( del lat. tōtus 'todo, entero' (DECH) ).
Familia léxica: total, totilunio.

1. sust. m.

1ª datación del corpus: Pérez de Moya, Arithmética práctica, 1562.

Definición:

Cantidad íntegra.

Antónimos(s):

parte.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Nota que quando partes estos denominadores comunes no te sobrará nada. La razón es porque son procreados los tales números de la multiplicación de los denominadores de los quebrados de do ellos son el todo, y los tales números que lo procrearon son sus partes alíquotas. (Pérez de Moya, Arithmética práctica, 1562, pág. 167).

Ejemplo 2:

SOPHRONIO: ¿qualquiera cosa que se dividiere en partes, pocas o muchas, juntas después las tales partes no se han de igualar con el todo de do las tales partes salieron? (Pérez de Moya, Arithmética práctica, 1562, pág. 695).

Ejemplo 3:

Y no es de maravillar ser la parte mayor que el todo en las proporciones, porque el ser de la proporción es un respecto o comparación, el qual no es propriamente quantidad ny tiene quantidad, porque no es discreta como es el número, ny tanpoquo tiene extensión, porque no es cosa extensa, como la línea, y la superficie y el cuerpo. (Núñez, Álgebra en Arithmética, 1567, fol. 80v).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Aurel, Arithmética algebrática, 1552.
Marca diatécnica: Arit.

Definición:

Resultado de una suma u otras operaciones. (DRAE, s.v. total).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Para buscar los ducados que tenía el tercero, quitarás 17 ducados de 34 n. – 1 n. (que es la quantidad de todos 3 juntos) y havré quitado los del 2º, con 1/3 de los del primero y 3º y los 2/3 de los del primero y tercero, que son 17 n. – 1 co. Y el todo (que son los 2/3) serán 51 n. – 3 co. / 2 n. Tanto es lo que tenía el primero y tercero, de los quales quitarás 1 co. ducados, que son los del primero, y quedarán 51 n. – 5 co. / 2 n. Tantos ducados tenía el tercero. (Aurel, Arithmética algebrática, 1552, fol. 96v).

Ejemplo 2:

SOPHRONIO.— Lo que infiero es que, pues dividistes el doze en partes, y dezís que 6 es su mitad, y 4 su tercio y 3 su quarto, junta todas tres partes y veamos si hazen 12, que es el número de do se hizieron, diziendo: 6 de la mitad y 4 de la tercia parte son 10, y 3 de la quarta parte son treze. El todo fue doze (como se ha dicho), do paresce claro sobrar uno, luego 6 no es buena mitad, ni 4 buen tercio, ni tres buen quarto. (Pérez de Moya, Arithmética práctica, 1562, pág. 695).



Véase ~ relieve.



<< Volver