Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: solera.
( de suelo (DECH) ).

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582.
Marca diatécnica: Carp.

Definición:

Madero asentado de plano sobre fábrica para que en él descansen o se ensamblen otros horizontales, inclinados o verticales (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Las parástatas […] tienen de alto veynte pies, y de ancho dos pies y medio, gruessas de pie y medio, las quales sostienen las vigas en que cargan y se van a travar los enmaderamientos de los portales. Y sobre ellas ay otras parástatas largas de XVIII pies, anchas de dos gruessos de un pie, que reciben las vigas que sustentan las soleras o canterios, y están metidas debaxo de la bóveda y del techo. (Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582, fol. 62v).

Ejemplo 2:

Y más: que en el grueso de la pared donde todo cargare, ha de ser la solera ancha, y en la vuelta que llevare la dicha torre, y asentada por el medio de la pared, y acanalada, y en el capitel de las maderas gruesas que de él colgaren a cargar en la pared, han de ir metidas en la pared y en la dicha canal para que no pierdan jamás el redondo. (Lobato, Notas, ca. 1585, fol. 20).

Ejemplo 3:

Por ser cosa muy fácil para qualquiera carpintero, no quiero detenerme […]. Sólo digo que el madero, que es la solera que muestra AB, será de diez pies de largo; y el madero de pie derecho, que muestra AC, será del alto que tuviere el terrapleno; y las dos riostras serán del largo que parecen allí en su traça, y de gruesso tendrán a medio pie, más o menos. (Rojas, Teórica fortificación, 1598, fol. 51v).


2. sust. f.

1ª datación del corpus: Rojas, Teórica fortificación, 1598.
Marca diatécnica: Constr.

Definición:

Hilada de piedras planas puesta en el suelo para sostener pies derechos u otras cosas semejantes.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Se echará una hilada de grandes piedras, que vayan labrados los lechos y sobrelechos y galgadas a una altura, y, sobre todo, que vayan bien guardadas las ligaciones, de forma que, echada esta solera de piedras por todo el cimiento y partes por donde ha de correr la muralla, parezca fundamento de peña biva. (Rojas, Teórica fortificación, 1598, fol. 92v).

Ejemplo 2:

Y la primera hilada que se echare de piedras serán las mayores que se hallaren en la fábrica, las quales irán galgadas en una altura y se echará una solera d'ellas a todo el cimiento. (Rojas, Teórica fortificación, 1598, fols. 92v-93r).


3. sust. f.

1ª datación del corpus: Alonso Barba, Arte de los metales, 1640.
Marca diatécnica: Mec.

Definición:

Piedra circular, llana o cóncava, que forma el suelo de un trapiche.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Donde o la falta del agua o del dinero necessario para su fábrica impossibilita a hazer los que llaman ingenios para moler los metales, son muy sabidos y usados dos modos de reduzirlos a hazerlos a harina con piedras […]. Consta qualquiera d’ellos de dos piedras grandes y duras, llana la de abaxo, que llaman solera, assentada a nivel sobre el plan de la tierra; en forma de rueda o queso entero la de arriba, en los trapiches que mueven cavalgaduras, como en las atahonas o molinos de azeitunas. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fol. 72v).

Ejemplo 2:

Sólo digo que para el presente intento no han de ser las soleras llanas, sino cóncabas, con capacidad bastante para que las voladeras de arriba puedan andar sin estorvo. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fol. 72v).

Ejemplo 3:

Entre agua por un estrecho caño, por lo más alto de la solera; en lo baxo estará el açogue necessario, y se irá echando el metal que huviere de molerse. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fol. 72v).


<< Volver