Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: sierra.
( del lat. sĕrra 'sierra de aserrar' (DECH) ).

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Pérez Vargas, De re metallica, 1568.
Marca diatécnica: Carp.

Definición:

Herramienta para cortar madera u otros objetos duros, que generalmente consiste en una hoja de acero dentada sujeta a una empuñadura (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Éste es el movedor primero, por virtud del cielo y de los cuerpos luminosos que en él ay, que explica todas las formas juntamente con los elementos quatro, assí como el artífice y official, con el martillo, con el açuela, con la sierra y con el cinzel compone y perficiona las formas de su arte. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 9v).

Ejemplo 2:

Y estos edificios estarán encaxados y enclavijados y assentados de la manera que están los dientes de la sierra. (Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582, fol. 14v).

Ejemplo 3:

Primeramente, para entrarle de mano armada a un castillo, torre o casa fuerte que estuviese çircundada de una estacada y fuerte empaliçada, con el troçador o espartidor, desiñado con la letra A del modo que muestra la figura, provar a espartir o romper las estacas; y con la sierra, asimesmo, designada con la B, aserrar las estacas que con ella salva y cómodamente se pudiere . (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 276).


2. sust. f.

1ª datación del corpus: Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530.
Marca diatécnica: Corogr.

Definición:

Parte de una cordillera. (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

En Lisbona entra el río Tajo; este río nace en las sierras de Cuenca y de Molina e viene por el reyno de Toledo e por el campo de Arañuelo fasta Portugal . (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. XXVv).

Ejemplo 2:

A este río vienen las aguas de la tierra que llaman Castilla ; nasce en unas sierras que se llaman Orbión, en una laguna que está en lo más alto de aquella sierra, que es grande e tan honda que no le alcançan suelo; en ella se han parescido cosas monstruosas e orribles; es tan alta que en todos tiempos del año se halla en ella nieve. (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. XXVIr).

Ejemplo 3:

Y fue que, entre dos altas sierras de grandes vertientes de lluvias, corría un valle angosto y largo de cuatro leguas, y hacía un valle angosto entre la una sierra y la otra. (Lobato, Notas, ca. 1585, fol. 12).


3. sust. f.

1ª datación del corpus: Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530.
Marca diatécnica: Corogr.

Definición:

Cordillera de montes o peñascos cortados. (DLE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Estos dos ríos de Albín e Odora nascen en las sierras de Boemia, que son unas sierras altíssimas fechas triángulo. (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. XXVIIIv).

Ejemplo 2:

Los Andes, que otramente se dizen Serranía, son las sierras y montañas que se estienden por toda la tierra del Perú, y están lexos del mar hasta sesenta leguas, poco más o menos, pero sus caýdas y fenecimientos se rematan en los llanos y acaban a ocho y a diez leguas del mar, y, en algunas partes, a poco más de dos. (Apiano, Cosmographía, 1575, 78r).

Ejemplo 3:

Tienen algunas vezes guerra con los chinas, pero no es ordinaria, respeto de las grandes sierras y aspereza de montañas que entre ellos ay. (Escalante, Discurso de la navegación, 1577, fol. 29v).


4. sust. f.

1ª datación del corpus: García de Palacio, Diálogos militares, 1583.
Marca diatécnica: Mil.

Definición:

Formación militar con forma de sierra.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

En solas cinco maneras entiendo, señor, que los antiguos usaron de la forma cúnea o triangular, aunque también acostumbraron hazer, de la una d’ellas, tixeras, sierras y rhombas. Estos de que las tixeras, sierras y rhombas se hazían, eran formados por la progressión accendente del número dos, començando desde uno, poniendo primero un infante, después tres, y, tras los tres, cinco; luego, siete; después, nueve, y, sobre ellos, onze. (García de Palacio, Diálogos militares, 1583, fol. 172v).

Ejemplo 2:

Queriendo, también, de los dichos ciento y quarenta y quatro infantes que restan, formar un esquadrón para sustentar la dicha sierra, deven ponerse treynta y seys por hilera, porque tiene otros tantos la vasa de la sierra, como por esta demonstración paresce. (García de Palacio, Diálogos militares, 1583, fol. 175r).

Ejemplo 3:

Otro modo de esquadrón usavan los antiguos que llamavan sierra, por ser muy semejante al instrumento d’este nombre, la qual hazían en una de dos maneras: o sola la sierra desnuda, […] o con alguna gente en que las hileras últimas o fundamentos de los dientes de la sierra estribassen. Y queriendo hazer un esquadrón en la primer forma, que es haziendo solos los dientes de la sierra, partiré el número que me dieren en tantas partes quantos dientes quiero que lleve el esquadrón, y de cada parte de aquellas haré un cúneo, pues cada diente de la sierra no tiene otra forma que esta, y acomodaré todas las últimas hileras en una línea derecha. (Álaba, Perfeto capitán, 1590, fol. 121r).


~ de dos manos

1ª datación del corpus: García de Palacio, Instrución náuthica, 1587.
Marca diatécnica: Carp.

Definición:

Sierra de grandes dimensiones, con la hoja montada en el medio bastidor, y que sirve para dividir grandes maderos sobre caballetes (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Una sierra de dos manos y dos pequeñas de una, 2 açuelas, 6 hachas. (García de Palacio, Instrución náuthica, 1587, fol. 110r).

Ejemplo 2:

Para todo lo qual conviene que también venga proveýdo de una sierra de dos manos. (García de Palacio, Instrución náuthica, 1587, fol. 116v).

Ejemplo 3:

Una sierra grande de dos manos, otra de una mano, almagre, liñas de lana. (Anónimo, Diálogo fábrica de navíos, ca. 1631, fol. 34r ).


~ de mano

1ª datación del corpus: Ufano, Tratado de la Artillería, 1613.
Marca diatécnica: Carp.

Definición:

Sierra que puede manejar un hombre solo (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

A de tener, demás de lo dicho, una hachuela de mano, una sierra de mano, unos escoplos, cepillos y una vigornia para labrar y cortar madera de su arte y acomodar y endereçar planchas, brocas y clavillos y qüentos de los botafuegos y sus serpentinas. (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 422).

Ejemplo 2:

Tres fierros de cortar, seis de galafetear, dos magajos, una sierra de mano. (Anónimo, Diálogo fábrica de navíos, ca. 1631, fol. 34v).


<< Volver