Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: resfriar.
( de re y esfriar ( (DRAE) ).

1. v. tr. u. t. c. prnl.

1ª datación del corpus: Pérez Vargas, De re metallica, 1568.

Definición:

Poner o hacer que se ponga frío algo. (DLE, s. v. enfriar).

Sinónimos(s):

enfriar, esfriar.

Antónimos(s):

calentar, escalentar.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Ablándase demasiadamente [el hierro], que se puede labrar quasi como plomo, untándolo con azeyte de almendras amargas y enbarrándolo bien cubierto con una massa de cera, y menxuí, y sosa o sal álcali, y encima cubierto con un lodo hecho de estiércol de cavallo y vidro molido, y dexándolo assí, entre las brasas, ardiendo por tiempo de una noche, hasta que el fuego se acabe y el hierro se resfríe. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 172v).

Ejemplo 2:

Y, sobre todo, que sean [los ladrillos] bien cocidos, teniendo cuydado de no echarlos en la fábrica luego que salen del horno, porque tienen mucho fuego artificial consigo; assí lo usaron en Grecia y tenía pena quien edificava muros con ladrillo que no huviesse passado un año después de cozido. Y assí, conviene que passen algunos días para que se resfríen. (Rojas, Teórica fortificación, 1598, fol. 90v).

Ejemplo 3:

Y por quedar este cuerpo sin su calor natural, con el qual se conservava, le relaxa la dicha agua excrementicia que quedó en el centro, por no estar en el dicho cuerpo su contrario, que es el calor, el qual está en el salso y grasso. Y por esta causa manifiesta ella su calidad, que es resfriar y humedecer. (Sanctiago, Arte separatoria, 1598, fol. 130r).


2. v. tr.

1ª datación del corpus: Collado, Plática Artillería, 1592.
Marca diatécnica: Art.

Definición:

Introducir en el ánima del cañón unos paños o lanada empapada en agua a fin de hacerle perder el calor que haya adquirido haciendo fuego (Gaspar y Roig, s.v. refrescar).

Sinónimos(s):

refrescar.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Si para el effecto dicho de resfriar las pieças pudiesse el artillero haver del vinagre aguado, haría en tal caso mejor effecto; y aun si, a falta de vinagre, él pudiesse haver de la lexía, digo que aun ésta sería buena, por quanto más cierra y occupa los poros de el metal de la pieça, que es lo que impide que no pueda tan presto ser callentada. (Collado, Plática Artillería, 1592, fol. 55v).

Ejemplo 2:

El mejor remedio […] que más çierra los poros y más presto conforta y resfría el metal es la lexía, pero en pocas baterías o ninguna se vendrá a hallar, ni aun vinagre para juntarle con agua; y, por tanto, el ordinario refrescar de pieças es con los dichos pellejos, mantas o capotes moxados y bien empapados en la dicha agua fresca y çircundando por todas partes con ellos a la dicha pieça. (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 207).


<< Volver