Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: nudo, ñudo.
( del lat. vg. *nudus, por nōdus (DLE) ).
Familia léxica: nudillo.

1. sust. m.

1ª datación del corpus: Loçano, Alberto, Architectura, 1582.

Definición:

Lazo que se estrecha y cierra de modo que con dificultad se pueda soltar por sí solo, y que cuanto más se tira de cualquiera de los dos cabos, más se aprieta. (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Los antiguos usavan de una regla de hierro en que ponían los primeros nudos de las cuerdas y de las poleas, y, principalmente, en el assir peso de piedra usavan de tenazas de hierro. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 178).

Ejemplo 2:

Váyase al lugar donde el cestón ha de ser plantado y hincará un clavo de un xeme en el suelo y a aquél clavo atará un cordelejo, el qual no ha de atar con ñudo estrecho, sino con una lazada floxa, de manera que el hilo pueda andar alrededor del clavo. (Collado, Plática Artillería, 1592, fol. 56v).

Ejemplo 3:

Quipocamayo: Quiere decir en la general ‘contador’. Dícese de quipu, que es ‘nudo’, y camayoc, que es ‘oficial o maestro’.Y es la razón que la cuenta de los indios, aunque la hacen con granos o pedrezuelas, como quien cuenta por pluma, para asentarla luego por sus partidas, en lugar de libros de caja usan ellos unos manojos de hilos de lana de diferentes colores, cada manojo para diferente cuenta y ministerio, y en ellos ponen sus partidas: en un hilo los millares, en otro los cientos y en otro los dieces, unidades, etcétera, en toda la cantidad que han menester. Y, asimismo, en estos hilos y nudos que en ellos hacen, tienen la misma cuenta y razón de cuando cabe a cada indio servir de mita, a cuya causa los lunes que se cumple la del Cerro hay mucho que entender con estos quipocamayos, o contadores de nudos, y asisten en estas ocasiones para dar recaudo y razón de muchas cosas (Llanos, Diccionario minas, ca. 1609-11, pág. 111).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Medina, Regimiento de navegación, 1563.
Marca diatécnica: Carp.

Definición:

En los árboles y plantas, parte del tronco por la cual salen las ramas, y en estas, parte por donde arrojan los vástagos, y que tiene por lo regular forma redondeada. (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Mírese también que, si a dos ampolletas se da, una puede passar, y si a una ampolleta se da otra, ya se vee que ha crecido el agua y que no es agujero de perno, ni ñudo de tabla, lo qual más claro se conoscerá quando escasamente la vayan venciendo con las bombas, que esto ya se conoce que es con vento, que va faltando la estopa. (Medina, Regimiento de navegación, 1563, fol. 68r).

Ejemplo 2:

La viga, conviene que del todo sea entera y muy neta, o, a lo menos, que en el medio de su largura carezca de tacha, y, puesta en la una parte el oýdo, los golpes que resuenan de la otra parte, si fueren no quebrados y embotados, serán señal que dentro está abscondida alguna tacha. Los muchos nudos en la viga se han de repudiar, principalmente si estuvieren los nudos muy a menudo y añudados en montón. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 82).

Ejemplo 3:

Tómense dos tablas de muy buena madera. Éstas sean de nogal o pino, muy secas, sin nudos ni betas, y que éstas sean muy bien acepilladas, y los cortes d’ellas sean achaflanados y que queden tan delgados como el corte de un cuchillo. (Ferrofino, Descrizión Artillería, 1599, fol. 91v).

Información enciclopédica:

Nudo: Porción dura y compacta que se encuentra en el cuerpo del tejido leñoso de los árboles, y resulta de haber sido una rama rodeada por los crecimientos anuales del tronco sin soldarse del todo las capas de la madera nueva, por lo cual con facilidad se separa y salta de las piezas labradas y secas dejando un hueco. Son, por lo general, los nudos de color más obscuro que el resto de la madera, suelen dar lugar a la formación de grietas, y deben reconocerse con la gubia o la barrena para saber si están sanos o viciados. (Clairac y Sáenz)

3. sust. m.

1ª datación del corpus: López de Arenas, Reglas de la carpintería, 1619.
Marca diatécnica: Carp. bl.

Definición:

En labor de lacería, punto de encuentro de dos taujeles que se cruzan a nivel.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Esta es la taravea del nueve y doze, candilejo y dos costadillos, como lo despide el nudo. (López de Arenas, Reglas de la carpintería, 1619, fol. 9r).


<< Volver