Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: levar, lievar, llebar, llevar.
( del lat. lĕvāre 'aliviar', 'levantar', 'desembarazar' (DECH) ).
Familia léxica: llevado.

1. v. tr.

1ª datación del corpus: Aurel, Arithmética algebrática, 1552.

Definición:

Transportar, conducir o mudar alguna cosa de una parte a otra. (Autoridades).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Dos mercaderes llevan seda, el uno 70 libras, el otro 200 libras, y llegando a un puerto adonde havían de pagar cierto derecho, el de las 70 libras, por no tener dineros, da a los del derecho una libra de seda, y los del derecho le tornan 32 sueldos. (Aurel, Arithmética algebrática, 1552, fol. 31v).

Ejemplo 2:

El azogue assí fundido lo ponen en badanas, porque en cuero se puede guardar, y assí se mete en los almazenes del Rey, y de allí se lleva por mar a Arica, y de allí a Potosí en recuas o carneros de la tierra. (Acosta, Historia natural, 1590, pág. 226).

Ejemplo 3:

Y, hecho esto, por estas barcas se haría un gran bien a todo lo más de España, porque, además de llevar mercaderías, llevarían y traerían muchos bastimentos de pan, leña, carbón y madera de unas partes a otras a menos costa que no con recuas y trajinería, y se gastaría mucha menos cebada que no se gasta por amor de las recuas, y, demás, que valdría más barata (Lobato, Notas, ca. 1585, fol. 28).


2. tr.

1ª datación del corpus: Álaba, Perfeto capitán, 1590.
Marca diatécnica: Art.

Definición:

Transportar pertrechos de artillería y municiones de una parte a otra.

Sinónimos(s):

conducir1.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Dizen, comúnmente, que para llevar un cañón son necessarios 25 cavallos con buen tiempo y 30, con malo, y para un medio cañón reforçado, 20, y no siendo reforçado, deziocho, y con mal tiempo, 24; para una culebrina, con buen tiempo, 25 cavallos, y con malo al respeto; para un sacre, doze o treze cavallos; un falconete, ocho, porque caminará más con él. (Álaba, Perfeto capitán, 1590, fol. 186v).

Ejemplo 2:

Y, finalmente, digo que en qualquier occasión de baxar cuesta abaxo la artillería, siempre se ha de proveer al retenerla y mayormente quando con bueyes o cavallos se lleva, que no usando de la diligencia dicha, como corre adelante la pieça, alcança por detrás los cavallos y los lisia y los desjarreta, como se vio el año passado 1589 en Lombardía, quando por horden de Su Magestad se llevaron 70 pieças de artillería a Spaña, en la qual conducta más de 90 bueyes se mataron por desastres y por tener con lo dicho poca cuenta. (Collado, Plática Artillería, 1592, fol. 76v).

Ejemplo 3:

No aviendo nueva de enemigos, toda la artillería va encima de los carros matos; y lo primero que marcha adelante son dos carros de palas, azadas y picos para allanar todas quantas difficultades uviere que no estén bien para passar la artillería, lo qual se haze con los gastadores que a de llevar la artillería para su servicio y con los gentileshombres, conductores y harnicurs que no tuvieren lugar señalado. (Lechuga, Discurso de la Artillería, 1611, pág. 203).


3. v. tr.

1ª datación del corpus: Loçano, Alberto, Architectura, 1582.
Marca diatécnica: Ingen. Hidrául.

Definición:

Conducir o dirigir el agua hacia un lugar mediante canales o conductos.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Al principio començaron a fabricar conductos debajo de tierra, y esso tuvo sus provechos […] Después, por causa de deleytes, para tener aguas que saltassen azia arriba en las fuentes de los jardines y en los baños, començaron a llevallas con obra de arcos de fábrica en algunos lugares, alta por más de ciento de veynte pies y larga más de sesenta mil passos. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 322).

Ejemplo 2:

Las aguas que se llevan por azequia abiertas a los pueblos, las quales aguas tienen las mismas calidades que tienen las aguas de los arroyos y de los ríos. Las aguas que se llevan a los pueblos por caños o alcaduzes cubiertos, y essas aguas son muy mejores que no son las aguas de los poços, (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 190v).

Ejemplo 3:

De modo que aquellas acequias que son cavadas en peñas, o hechas de paredes, o de manpostería o de sillería, que no puede mezclarse ninguna cosa dentro d’estas acequias, de manera que por estas açequias se llevan muy limpias las aguas y puras, por raçón que el agua no puede yr lamiendo en ninguna cosa que daño le pueda hazer, ni le causar mal sabor. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 191r).


4. v. tr.

1ª datación del corpus: García de Palacio, Instrución náuthica, 1587.
Marca diatécnica: Mar.

Definición:

Guiar o conducir. (Autoridades).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Porque en estos tiempos más aýna faltan hombres experimentados que atrevidos; que dondequiera se hallará un marinero que presuma llevar una nao por la redondez del orbe y, tentándole la sufficiencia, ni sabe, ni ha visto cosa que le pueda mover a tal atrevimiento, sino que confiado en algunas pocas y mal entendidas reglas de la mar osa poner las vidas y haziendas de otros en el riesgo y pérdida que hemos visto. gpiona, (García de Palacio, Instrución náuthica, 1587, fol. 7r).

Ejemplo 2:

Éstas son las más herramientas que ussan los que hazen maderas en los montes y lo mismo los que llevan almadías. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, 248v ).

Ejemplo 3:

Dexad vuestra pinaza y pasaos a Esta nuestra lancha, que por la popa os la llevaremos, ayudando vuestros grumetes a los nuestros. (Cano, Arte para fabricar naos, 1611, fol. 2r).


5. v. tr.

1ª datación del corpus: Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605.

Definición:

Manejar, mover.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Ay otro género de molino de sangre, que es que un hombre lo lleva, y éste aún tiene muy menos artificio. Y muélese muy poco, aún menos que el molino de taona. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 307r).

Ejemplo 2:

Los molinos de sangre, hordinariamente, se llevan con animales, y por esta causa se llaman de sangre, aunque en muchas partes los llaman de taona (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 321v).

Ejemplo 3:

Quando se a de passar la barca de un río a otro, hanse de vaziar las mercaderías, y llévanse con los hergates que se lleva la barca. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 458r).


6. v. tr.

1ª datación del corpus: Anónimo, Repertorio tiempos, 1554.
Marca diatécnica: Geom.

Definición:

Formar o trazar una línea de modo que resulte unido un punto geométrico con otro.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Haz una línea recta que sea AB y pártela por ygual en el punto d. Y pon el un pie del compás en el punto d y el otro en el punto a, y haz un medio círculo ACB, y después pártelo por medio en el punto c. Y lleva una línea recta desde el punto c y passe por el punto d hasta delante de k. Después, parte la línea CD por ygual en el punto c. Pon el un pie del compás en el punto e y el otro en c o en d y haz un círculo EGDF, el qual se llama equinoctial, y pártelo en quatro partes yguales, conviene a saber, en los puntos e, g, d, f. Y lleva una línea que passe por el centro de la equinoctial, e, y por los puntos f,g, y alarga hasta que salga del medio círculo ACB. (Anónimo, Repertorio tiempos, 1554, fol. LXXr).

Ejemplo 2:

Llevaremos del punto d. al punto c. línea recta, y porque b.e. y e.c. son yguales, quedará, por tanto, partido el triángulo a.b.c. por la mitad por la línea a.e.. (Núñez, Álgebra en Arithmética, 1567, fol. 285v).

Ejemplo 3:

Si desde el punto D se llevare una linia recta al punto F, que ésta se ha de segar por medio con la HE, por ser el diámetro CD ygual al diámetro HF y, por la primera de las comunes sentencias, todas 4 linias entre sí yguales. (Molina Cano, Descubrimientos geométricos, 1598, fol. 42r).


7. v. tr.

1ª datación del corpus: Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530.

Definición:

Tener, estar provisto de algo. (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

E porque esta figura lleva quatro esquinas dixeron que los signos eran quadrados, e no es assí, porque tienen cada treynta grados de longitud, e no sino doze de latitud. (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. Vr).

Ejemplo 2:

Y cada columna a de tener encima un triglyfo, y los demás, que aya un quadrado igual entre uno y otro. Y el capitel lleva unos gallones en el bocel y rosas en el freso d’él, y en los ángulos que quedan del ábaco lleva otras flores, todas de hojas impares. (Arphe, Varia Commensuración, 1585-87, IV, fol. 6v).

Ejemplo 3:

Y desde allí se levantarán las murallas, guardando la buena regla de fabricar, echando siempre la piedra más crecida en los cimientos y la más menuda de la mitad de la muralla arriba, y sobre todo la buena mezcla de cal y arena, de forma que quede todo muy conglutinado y sólido, guardando el alambor o escarpa de cinco pies uno, como dicho es; aunque si la piedra fuere franca, convendrá que no lleve tanta escarpa por la parte que en aquel sitio ofendieren más las aguas y los vientos, porque siendo la muralla muy escarpada, la van corrompiendo y cavando las muchas aguas. (Rojas, Teórica fortificación, 1598, fol. 93r).


8. v. tr.

1ª datación del corpus: Ortega, Conpusición Arismética y Geometría, 1512.
Marca diatécnica: Arit.

Definición:

Reservar las decenas de una suma, resta o multiplicación parcial para agregarlas a la suma, resto o producto del orden superior inmediato.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Nota que quandoquiera que qualquiera cuenta sumares y venieren las letras en diezes cabales, que estonzes pongas un zero debaxo de la raya, enfruente de las letras que as sumado, y lleva los diezes adelante para ayuntar con las figuras siguientes. (Ortega, Conpusición Arismética y Geometría, 1512, fol. 5v).

Ejemplo 2:

La quinta differencia es quando restas de alguna figura significativa algún zero, como quien dixesse: de ocho, quien saca zero, que es lo mesmo que dezir: de ocho, quien saca nada, quedan ocho. En tal caso no se hará otra cosa sino poner la figura significativa de la parte de arriba debaxo de la raya, enfrente del zero, y passar adelante sin llevar nada, porque no se ha de llevar algo si no fuere quando nombrares diez, como se dixo en la 2, 3, y 4 differencia. (Pérez de Moya, Arithmética práctica, 1562, pág. 29).

Ejemplo 3:

Pues comiença a sumar juntando el 3 de la primera partida con el 5 de la segunda y el 7 de la tercera, que son primeras letras, y montarán quinze. Assienta los 5 que passan de diez debaxo de la raya y lleva 1 por el 10, como manda la regla tercera. Y passa a sumar las segundas letras de cada partida, que son 0, 3, 1, y montarán 4. Con lo qual juntarás el uno que traes del diez, y serán 5. Ponlos debaxo de la raya, adelante del 5 que has puesto, procediendo hazia la mano izquierda, como manda la regla segunda. (Pérez de Moya, Manual de contadores, 1589, fol. 18r-18v).



Véase ~ de hilo.


Véase ~ de vencida.


Véase ~ de voleo.


Véase ~ la cuenta.

<< Volver