Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: jugo, sugo, xugo.
( del lat. sūcus 'jugo o savia de los vegetales', 'jugo del cuerpo humano' (DECH) ).
Familia léxica: dejugado, enjugado, enjugar, enjutar, enjuto, jugoso.

1. sust. m.

1ª datación del corpus: Pérez Vargas, De re metallica, 1568.
Marca diatécnica: Fil. Nat.

Definición:

Cuerpo líquido. (DLE, s. v. licor).

Sinónimos(s):

licor1.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Estas minas que sin trabajo se hallan y sin diligencia, las señales que traen son, o de pedaços del metal robado con las corrientes de las aguas, o xugos y liquores particulares. Porque, como las fuentes sean bocas y espiraderos de las venas de la tierra, éstas deven primero los buscadores considerar, si a bueltas del agua sale algún grano de plata o oro, o de piedra de buena y rica condición; o si a bueltas del agua mana algún xugo o liquor. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 57r).

Ejemplo 2:

Y porque las cosas húmedas, agora sea agua o jugos, o tierra con agua o con jugo mezclados, son aquéllas solas que exhalan, es menester que nazca sólo la exhalación de donde a avido primero el humor o tierra que con humor se aya enhumedecido. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 6r).

Ejemplo 3:

Envención nueva, no de tener en poco, con que, sin atanores y respiraderos, se puede sacar agua de un pozo muy hondo, con solamente dos poleas, de manera que el que tira el jugo sienta tan solamente la metad del peso. (Besson, Teatro instrumentos, 1602, fol. M2v).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Loçano, Alberto, Architectura, 1582.

Definición:

Líquido extraído de un árbol, o de sus hojas, y que puede ser exprimido en un prensa, o de otro modo.

Sinónimos(s):

lícor2.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Ay quien testifique que el roble y la enzina, pesadas materias, que por naturaleza en las aguas se van a lo hondo, si al principio del verano se cortan a la redonda y se trastornan después de la hoja caýda, se buelven de suerte que nadan en el agua hasta noventa días. Otros mandan que se corte la grosseza del árbol estando en pie hasta el meollo de en medio, para que se vazíe el mal xugo, destillando derramadamente. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 41).

Ejemplo 2:

Pues, si por esta razón y en este tiempo, como agora hemos dicho, se cortare la madera, cortarase en buena sazón. Pero hase de cortar d’esta manera: que se corte el gruesso del árbol hasta el medio del coraçón, y lo dexen assí para que se seque, para que, goteando y saliendo el jugo, se seque mejor. (Urrea , Vitruvio, Architectura, 1582, fol. 31v).

Ejemplo 3:

¿Quál árbol se podrá cotejar con el aciprés? Es madera que nunca se pulilla punto, por muy vieja que sea la madera, ni tampoco de suyo no se hiende, de modo que se le da a este árbol muy grande ventaja, mucho más que no se haze al avete [...]. El avete no es tan dañado de la polilla, por causa que es muy más amargo su sugo que no es el del pino, el qual es muy más dulçe. Y por esta raçón se le entra tan presto la carcoma. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 241r).


3. adj.

1ª datación del corpus: Pérez Vargas, De re metallica, 1568.
Marca diatécnica: Mineral.

Definición:

Sustancia mineral que, extraída de la tierra, puede derretirse y no tiene la dureza de los metales.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Primeramente, deve tener, de philósopho, el conoscimiento de naturaleza de aquellas substancias y xugos que se engendran debaxo de la tierra. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 51r).

Ejemplo 2:

Los xugos quajados de la tierra, o medios minerales, assí como son sales, nitro, salitre, caparrós, alumbre, açufre y los semejantes se hazen y engendran, o de aguas y húmidos humores, inficionados con alguna substancia xugosa, pegajosa, untuosa, metállica —agora son por obra y artificio de natura, o por arte y industria nuestra—, o se engendran en las venas y caños de la tierra, entre la piedra dura y tierra suelta untuosa. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fol. 190v:).

Ejemplo 3:

Los mixtos que la naturaleza produze en las entrañas de la tierra, o se derriten, o no; si no se derriten, o son duros, y se llaman piedras, o blandos y que fácilmente se desmenuzan en pequeñíssimas partes, y se llaman tierras; si se derriten, o, bueltos a su primera forma, quedan duros y aptos a estirarse con el golpe de martillo, y éstos son metales, o no quedan con la dureza y aptitud dicha, y éstos son los que se llaman jugos. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fol. 5r).



Véase yugo.

<< Volver