Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

( del lat. dēsiccāre (Lewis-Short) (DECH) ).

1. v. tr.

1ª datación del corpus: Cortés de Albacar, Breve compendio sphera, 1556.
Marca diatécnica: Fil. Nat.

Definición:

Extraer la humedad, o hacer que se evapore de un cuerpo mojado, mediante el aire o el calor que se le aplica (DLE, s. v. secar).

Sinónimos(s):

disecar, enjugar, enjutar, secar.

Antónimos(s):

enhumedecer, humedecer, mojar.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

La otra razón porque dizen que quando vienta el austro hará o haze calor, digo que aquel viento es caliente y seco y, por tanto, soplando él todo lo deseca. Mas es de considerar que los vientos a vezes desecan y a vezes humedescen no según su condición, mas según las regiones por donde passan. (Cortés de Albacar, Breve compendio sphera, 1556, fol. LVIIr).

Ejemplo 2:

Porque si se nos ofresce un caso en que conviene humedecer, o refrescar, o descecar, o calentar, consideramos el compuesto que le conviene (Sanctiago, Arte separatoria, 1598, fol. 52v).

Ejemplo 3:

Demás del resplandor y transparencia que, como se ha dicho, se ve en algunas de las piedras, y en las más ordinarias no, se hallan también otros accidentes que las acompañan, como son dureza en unas y blandura en otras. Es en tanto grado propia de las preciosas la dureza, que no se tienen por tales las que la lima señala. Si la materia en la composición de las piedras es tenaz, y el calor que las deseca grande, y que resuelve d’ella la humedad, se causa la dureza, porque se aprieta y condensa en sí misma la materia; y si tiene poco o nada de la tenazidad dicha, consúmese con el calor lo húmedo fácilmente, quémase la tierra y queda la piedra blanda y quebradiza. (Alonso Barba, Arte de los metales, 1640, fols. 15v-16r).


<< Volver