Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: damasco.
( del nombre de la ciudad de Damasco, de donde se importó este producto (DECH) ).

1. sust. m.

1ª datación del corpus: Escalante, Discurso de la navegación, 1577.
Marca diatécnica: Text.

Definición:

Tela de seda con algunas partes elevadas a modo de relieve, que representan flores u otras figuras. (Terreros).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Hilan oro como en Milán y texen los damascos y otras sedas con labores d’ello. (Escalante, Discurso de la navegación, 1577, fol. 96v.).

Ejemplo 2:

Mas que para qualquier ropa de damasco que se aya de hazer, se sacará media bara más que si fuesse otra seda, por causa que para cortarse qualquier ropa de damasco, que hemos dicho de labores, se han de casar las dichas labores para que vengan bien unas con otras, y se viene a perder alguna cosa por esta causa. (Alcega, Geometría prática, 1589, fol. 12r.).

Ejemplo 3:

Hase de advertir que si este herreruelo fuesse de damasco, yría a pospelo y se cortará de otra manera, trocando la seda y poniéndolo a pelo y labor, y doblado, y llevará en las dos camas un poco de pieça, cortándole a seda doblada, como dicho tengo. (Alcega, Geometría prática, 1589, fol. 33r.).

Información enciclopédica:

“Tela de seda entre tafetán y raso, labrado siempre con dibujo. Lo hay doble y simple y de distintos colores. Es tela noble y la usan las señoras y caballeros para vestidos y colgaduras” (Autoridades: s. v. damasco). Al principio [el damasco] fue un tejido de importación, pero poco después se desarrolló de tal forma la industria sedera en la España musulmana, sobre todo, en Almería y en Granada, que llegaron a ser preferidas las sedas de Granada a las procedentes de Damasco (Martínez Meléndez, Los nombres de tejidos en castellano medieval, 1989, 295).

<< Volver