Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: convertir, convirtir.
( tomado del lat. convĕrtĕre 'íd.' (DECH) ).
Familia léxica: converso, convertido .

1. v. tr. u. t. c. prnl.

1ª datación del corpus: Falero, Tratado del espera, 1535.

Definición:

Hacer que se mude o trueque alguien o algo de un estado o aspecto en otro. (DRAE, s.v. volver).

Sinónimos(s):

volver4.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

E los vapores ante que alleguen a la media región del ayre se ayuntan y hazen más graves y se convierten en el agua que llueve. De la manera que mediante la calor del fuego sube en el alquitara la humidad de las flores que dentro en ella se ponen, assí los vapores mediante la calor del Sol suben de la tierra e, ayuntándose en lo más alto que pueden subir, se convierten en agua. Y las exalaciones, por ser más livianas, suben hasta la media región del ayre, que es la más fría parte que ay en toda la sphera; por razón de lo qual, allegando a esta media región, las exalaciones se convierten en granizo e nieve. (Falero, Tratado del espera, 1535, fol. r).

Ejemplo 2:

Experimentó Avicena que el elegir de los alchimistas convierte el cobre en plata, y el plomo en oro, y el hierro en plata, lo qual era imposible si en la forma no fueran comunicables y en materia, diversificándolos, solamente los accidentes materiales fácilmente separables de la materia, como son color, olor, sabor, raridad, densidad, blando, duro y otros semejantes. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fols. 11r-11v).

Ejemplo 3:

Para ençender el fuego con agua, que paresçe cosa tan contraria al juizio de los más hombres, házese un vaso de arambre de dos pieças, muy bien soldado. Házesele un agujerito tan pequeño y pónese el vaso çerca del fuego a que se caliente. Y pónese dentro de un vaso de agua, para que se hincha de agua, y caliéntase después este vaso de arambre, que convierte toda aquella agua en exalaçión. De modo que esta exalación se convierte en ayre tan vehemente, que qualquier tronco que estuviera, el fuego lo quemará, por causa del mucho ayre que hecha aquel vaso. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 478v).


2. v. tr.

1ª datación del corpus: Aurel, Arithmética algebrática, 1552.
Marca diatécnica: Arit.

Definición:

Transformar un número en otro equivalente, principalmente, un entero en un quebrado.

Sinónimos(s):

reducir4, volver5.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Porque multiplicar con 10 no es otro que convertir toda la quantidad en dezenas, que es diez vezes tanto como de primero era, porque ninguna quantidad multiplicada con 10 su unidad será otro que 0. Y si uvieres de multiplicarla con 100, juntarás al cabo de la mano derecha dos zeros; y si con 1000, juntarle has tres zeros; de manera que juntarás tantos zeros como estuvieren al cabo de la mano derecha del multiplicador, por la susodicha razón. (Aurel, Arithmética algebrática, 1552, fol. 6v).

Ejemplo 2:

Y podremos, si quisiéremos, convertir el entero en quebrado, multiplicándolo por el denominador del quebrado y poniéndolo sobre la línea o raya por numerador, y quedará todo en quebrado de un mismo denominador y haremos la diminuición como quando sacamos quebrado de quebrado. (Núñez, Álgebra en Arithmética, 1567, fol. 39r).

Ejemplo 3:

Y por esta demonstración queda claro que, si las dos raízes que queremos convertir en otras de una misma naturaleza fueren tales que, siendo la denominación menor multiplicada por algún número, haga la denominación mayor. (Núñez, Álgebra en Arithmética, 1567, fol. 47v).


3. v. tr.

1ª datación del corpus: Pérez de Moya, Manual de contadores, 1589.

Definición:

Cambiar o trocar una moneda por otra. (Autoridades, s. v. reducir.).

Sinónimos(s):

hacer4, reducir5.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Capítulo onze: Muestra reduzir o convertir unas monedas o pesos en otras. (Pérez de Moya, Manual de contadores, 1589, Vr).

Ejemplo 2:

Pongamos por caso que me dizen que parta 220 reales y 20 maravedís por 11 reales y 1 maravedís, las quales particiones se ordenan para convertir unas monedas en otras. Y, según esto, el propuesto exemplo querrá dezir que, valiendo en Castilla un ducado 11 reales y un maravedí, ¿quántos ducados serán 220 reales y 20 maravedís? Lo qual harás reduziendo la partición y partidor en el especie de la menor moneda que traxeren. Y, según esto, reduziendo los 220 reales y 20 maravedís todo a maravedís, serán 7500 maravedís. (Pérez de Moya, Manual de contadores, 1589, fol. 75r).

Ejemplo 3:

Regla para reduzir de pesos ensayados a ducados: Para reducir, de pesos ensayados de 450 maravedís cada uno, a ducados de 375 maravedís el ducado, a la cantidad de pesos ensayados que se uvieren de convertir en ducados añidirse an su quinta parte, y sumarás ambas sumas, y lo que saliere serán ducados. (Belveder, Reduciones plata y oro, 1597, fol. 191r).


<< Volver