Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: contraforte.
( de contra y forte, de la base latina fŏrtĭs, -e (DECH) ).

1. sust. m. u. t. c. f.

1ª datación del corpus: Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582.
Marca diatécnica: Arq.

Definición:

Machón saliente en el paramento de un muro (DRAE, s. v. contrafuerte).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Y primeramente los antis, que son los pilastros o contrafortis en las esquinas, que los griegos llaman naos emparastati; después, el próstilos, amphipróstilos, perípetros, pseudodípteros, dípteros, dipetros. (Urrea , Vitruvio, Architectura, 1582, fol. 36r).

Ejemplo 2:

Las formaciones d’éstos se declaran en esta manera: estará el templo en antis quando tuviere antas en las paredes, que son pilastrones o contrafortes, que están en las esquinas, a la frontera y al lado, las quales cercan alrededor de la celda. (Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582, fol. 36v).

Ejemplo 3:

Próstilo: edificio que tiene antes o contrafortes como antis, que son aquellos pilastrones que están en las esquinas, y tiene más dos columnas contra las antas angulares, y tiene sus architraves como las antas (Urrea, Vitruvio, Architectura, 1582, fol. 7142v).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Rojas, Teórica fortificación, 1598.
Marca diatécnica: Fort.

Definición:

Refuerzo colocado en el interior del terraplén para fortalecer la muralla.

Sinónimos(s):

espolón3, estribo3.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Toda esta fábrica de piedra ha de tener en el fundamento 28 pies, los 13 para la muralla y los 15 para el largo de los contrafortes, dándole a cada uno tres pies de gruesso, y de hueco entre uno y otro 13 pies. (Rojas, Teórica fortificación, 1598, fol. 39v).

Ejemplo 2:

Los contrafortes son unos estribos que fortifican la muralla y la ayudan a hazerse una con el terrapleno. Han de ser de treze pies de largo y de tres de ancho, y hanse de echar desde la media cortina arriba y de treze en treze pies en todo el largo de la cortina. (González de Medina, Examen fortificación, 1599, pág. 35).

Ejemplo 3:

Que suelen hazerse los fundamentos solos, al principio de las fuerzas, de piedra o ladrillo, y lo demás de tierra, hasta que a hecho assiento; y que contrafortes o estrivos se an de hazer a un tiempo, travándolos con la muralla, y no de por sí, porque la fuerza sea unida. (Lechuga, Discurso de la Artillería, 1611, pág. 244).

Información enciclopédica:

Sanz (1749: s.v. contra-fuertes o estribos): Son ciertos pilares o prismas de muralla distantes uno de otro, de quince hasta a veinte pies, y se construyen desde sus cimientos con un gran talud que va a fenecer su cola en el cordón. Sirve para fortalecer la muralla, sostener el terraplén y el camino de las rondas. // Moretti (1828): Fort. Estribo o machón de mampostería, construido detrás del revestimiento de una muralla para hacerla más fuerte y ayudarla a sostener el empuje de las tierras. Su plan es un trapecio. La parte que toca al revestimiento se llama raíz y la opuesta cola. Se eleva perpendicularmente y se deja su parte superior un poco más baja que la del revestimiento. // González de Medina, Examen fortificación (1599: pág. 35-36): " Hanse de echar desde la media cortina arriba y de treze en treze pies en todo el largo de la cortina y de la frente de los baluartes, y han de ser más anchos por donde juntan con la muralla que no atrás, porque ayuden algo a tener el terrapleno, entrando por más estrecho, y no se venga luego que la costra de la muralla fuere batida al foso. Han de ser de piedra, y no nada polidos, sino grosseros, y con algunos dientes, para que mejor trabe y se uña el terrapleno, y hanse de echar en ángulos rectos y no obliquos, como muestra la primera figura, que tendrá las calidades que se han dicho, y no la segunda, porque son fáciles de cortar; y hanse de ligar por arriba con la mesma piedra con unos dientes gruessos en que trabe en los contrafortes, para hazer sobre ello la esplanada donde se ha de andar".

<< Volver