Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

( tomado del lat. confectĭō, -ōnis (OLD) ).

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530.

Definición:

Producto obtenido de la mezcla de varias sustancias o varios materiales en una proporción, medida y orden.

Sinónimos(s):

componimiento, composición6.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Este puerto de la Coruña es el mejor puerto de España. Aquí está la Torre del Espejo que edificó Hércules, en la qual puso un espejo por guarda de la cibdad e cabo él un candil encendido. El fuego del candil era de tal confación que nunca se amatava en ningún tiempo ni se acabava, e a la lumbre d’este candil se veýan en el espejo todas las naves que venían por la mar contra la cibdad de noche y de día. (Fernández de Enciso, Suma de Geographía, 1530, fol. XXVIv).

Ejemplo 2:

De aquella primera materia, que por ser ya apartados los tres elementos que se han dicho quedó más pura, formó el fuego, cuya naturaleza es caliente y seca como es manifiesto, este elemento consume y convierte en su propria naturaleza todo lo que a él se allega [...]. Por su propria naturaleza ablanda cosas duras y endurece otras blandas, assí como nieve elada, cera, etcétera, y el barro y massa de pan y otras confaciones llegándose a él se endurece. (Falero, Tratado del espera, 1535, fols. 8r-8v).

Ejemplo 3:

Diversas mezclas y composiciones ay que ayudan y facilitan en estremo las fundiciones, duros unos que el fuego no puede subjectar ni penetrar demás de las arriba referidas, de las quales es una dos tercias partes de almártaga dorada y una de mármol que en el fuego se derrite [...]. Otra muy fuerte composición se haze tomando yguales partes de hez de vino blanco seca y de sal común y salitre preparado, lo qual todo se tueste en una olla, cubierta con almártaga la confación hasta que se buelve en polvo blanco, lo qual se mezcle con otra tanta almártaga y se acompañe con la mina en el crisol, echando a dos partes de la mina una d’esta mixtura. (Pérez Vargas, De re metallica, 1568, fols. 63v-64r).


<< Volver