Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: camisa.
( del lat. tardío camīsĭa, 'id.' (DECH) ).
Familia léxica: camiseta, encamisada, encamisado.

1. sust. f.

1ª datación del corpus: Apiano, Cosmographía, 1575.
Marca diatécnica: Sastr.

Definición:

Vestidura de lienzo, fabricada regularmente de lino, que se pone en el cuerpo inmediatamente a la carne y sobre la cual se asientan los demás vestidos (Autoridades).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Van los indios, por la mayor parte, desnudos, assí mugeres como hombres, sin pelo en las barvas, no porque no les nace, antes porque se lo quitan y arrancan por hermosura. En algunas partes, donde ay más policía, llevan unas camisas de algodón sin mangas. (Apiano, Cosmographía, 1575, fol. 75r.).

Ejemplo 2:

Aviéndoles dado un cañutico de plomo donde yva un poco de papel escrito en cifra con los avisos, soldado el cañutico del tamaño de una píldora, el qual tragavan, passando con esto libremente por los enemigos, que no sólo miravan los vestidos y camisas para ver si avía cartas en ellas o escrito algo en el lienço, pero lavavan las espaldas a los que salían por los fossos de la tierra para descubrir si tenían algo escrito en ellas. (Mendoça, Theórica y práctica, 1596, pág. 137.).

Ejemplo 3:

Pasarás un río con facilidad si, ceñido al cuerpo, encima de la camisa o jubón, por de dentro, te pusieres un qüero como listón, que sea como paralelogramo. (Ferrofino, Descrizión Artillería, finales del XVI, fol. 172r.).


2. sust. f.

1ª datación del corpus: Álaba, Perfeto capitán, 1590.
Marca diatécnica: Mil.

Definición:

Prenda de vestir que emplean las tropas en un asalto nocturno o encamisada para distinguirse del enemigo.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Y luego, aquella noche, sin bagaje marchará con mucha presteza a la ciudad que quiere conquistar y, en llegando aquella misma noche o por la mañana en amaneciendo, que es quando más fatiga el sueño, hará que cada uno se ponga una camisa sobre las armas, para que con aquella seña no se hagan mal unos a otros, y dará el assalto a la ciudad. (Álaba, Perfeto capitán, 1590, fol. 90v).

Información enciclopédica:

Moretti (1828: s.v. camisa para sorpresas) Nombre de una camiseta ancha y corta, que no pasa de la cintura, de tela muy blanca, con una o dos mangas, o sin ninguna, según lo determine el general, la cual, a la hora perentoria y con el mayor sigilo, se reparte a las tropas que deban dar un golpe de mano, siendo por la noche, para que se las pongan por encima de los uniformes, y por este medio se conozcan los compañeros mutuamente , y no se ofendan creyéndose enemigos.

3. sust. f.

1ª datación del corpus: Álaba, Perfeto capitán, 1590.

Definición:

Revestimiento en forma de capa o película que recubre una cosa.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Tomarse han dos onças de salitre refinado y otras tantas de canfora, y una de açufre, y un poco de unto de hombre, y agua ardiente la cantidad que bastare a humedecer y incorporar estos materiales; y derretirse a todo en una caldera a la lumbre, y luego henchirse han las balas que se huvieren de arrojar; y dando algunas camisas d’esta mistura a qualquiera género de balas de plomo, piedra o hierro, poniéndolas al sol hasta que se sequen, serán de notable efeto para tiradas con artillería. (Álaba, Perfeto capitán, 1590, fol. 98v).

Ejemplo 2:

La mezcla es ésta: tomarse han cinco partes de pólvora gruessa, tres de salitre refinado, una de açufre y una y media de resina de pino y otra parte y media de cánfora; termentina, vidriol molido algo gruesso, sal común, olio petrolio, azeyte de linosa, igual cantidad de cada uno d’estos materiales, y de agua ardiente la que bastare a hazer la incorporación; y darse han con esta mezcla algunas camisas a la bala o bolsa y quedará del todo perfeta. (Álaba, Perfeto capitán, 1590, fol. 101v).

Ejemplo 3:

Quando se quieran enbarrar, se an de embarrar con esta mezcla: tómense de las escorias de los herreros y muélanse y ciérnanse, y luego tómese barro y iesso, de todas tres cosas partes yguales, y mézclese todo muy bien. Y con esto se an de embarrar las dichas basijas, poniéndoles una tela delgada, y encima de la dicha mezcla; y, hecho esto, enrédelas con hilo de latón, y sobre el dicho hilo se vayan poniendo camisas de la dicha mezcla, hasta que quede sobre la pieça, bien repartido, el gruesso del cantero de dos reales de a ocho. (Sanctiago, Arte separatoria, 1598, fols. 5v-6r).


4. sust. f.

1ª datación del corpus: Collado, Plática Artillería, 1592.
Marca diatécnica: Fort.

Definición:

Cara de la muralla que da al campo recubierta de piedra o ladrillo. (Vera Botí: Arquitectura).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Si al bestión dicho […] se le quisiesse hazer la camisa de muralla de ladrillo o de piedra, entonces se le dan de escarpa, de quatro, uno de caýda; y con esta regla siempre se ha hecho en todas las fábricas de fortificaciones. (Collado, Plática Artillería, 1592, fol. 92r).

Ejemplo 2:

Y por esto, es muy necessario que se advierta a dexar plaça vazía fuera del terrapleno, para hazer después la camisa de piedra y los contrafortes, porque, siendo assí, se hará la muralla con menos trabajo y costa, y saldrá la fábrica más fuerte. (Rojas, Teórica fortificación, 1598, fol. 68v).

Ejemplo 3:

No aviendo piedra para la camisa de la muralla, no ay que dar pena ni traerla con excessivo gasto de lexos para ello, si ay de qué hazer ladrillos, que se tiene por bueno, y aun por mejor que de piedra, en las partes sugetas a batería. (González de Medina, Examen fortificación, 1599, pág. 132).

Información enciclopédica:

Sanz (1749): Es una antigua voz de fortificación que significa el revestimiento de muralla que se da a las obras de tierra, particularmente a las que son de tierra arenosa, sin el cual se necesitaría de declivio para sostenerla y darían facilidad a la subida. Hoy se llama obra revestida o plaza revestida.

<< Volver