Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: búsano.
( de buzo con el suf. átono –ano (Pharies) ).
Familia léxica: buzo.

1. sust. m.

1ª datación del corpus: Ufano, Tratado de la Artillería, 1613.
Marca diatécnica: Mar.

Definición:

Hombre que tiene por oficio trabajar sumergido en el agua, y respira con auxilio de aparatos adecuados manejados en la superficie. (DRAE, s.v. buzo).

Sinónimos(s):

buzo.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Hecha tal máquina, baxe abaxo un búsano guiando la gúmena y metiendo una fuerte y dóçil estringa por los dolfines, dos o tres vezes bolteada, y amarrando con ella y los dichos dolfines la gúmena o grande cuerda yrse al momento arriva y hará que anden el torno del árgano. Y, así, sin duda, fáçilmente sacarán a qualquier pieça de artillería. (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 235).

Ejemplo 2:

Vista por el dicho general la pérdida del baxel, procuró sobre todas cosas que se le sacase el artillería de allá abaxo donde estava; y para tal effeto se le ofresçió un ginobés con otros marineros y búsanos, sus compañeros, los quales todos se obligaron de sacarla a salvamento. (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 236).

Información enciclopédica:

"El yngenio que para tal operaçión hizieron fue armar dentro de un pontón un cabrestante con una garrucha, haziendo para cada uno un ynstrumento a manera de alquitara, el qual se forma y haze de buena baqueta grasa, tan largo como 8 pies o, por lo menos, de 6, cerrado por arriba y tan bien junto y cosido que en ninguna manera podía entrar en él agua; y en la testera y façie d’él, engastados y cosidos, unos antojos de vidrio fuertes o de cuerno transparente, muy delgado y claro, de tal manera que la vista de la persona que lo lleva puesto pueda bien y fáçilmente ver dentro del agua lo que pretende sacar. Este ynstrumento, Señor, encaxa tan bien a la persona del búsano, que le lleva en la cabeça, que, engastándole una correa con que çiñe y estrecha la parte del cuello, con otra asimismo fuertemente ligada a la çintura, de forma que el agua no tiene lugar de entrar por ninguna parte, y en aquella delgada y larguísima manga, hecha del mismo cuero, a manera de trompa de elefante y hueca, que sale arriba, hasta la superfiçie del agua, y siendo en parte somera, como muestra la figura, es la mejor; pero en hondura a de ser como está dicho arriba. El tal búsano, libre y desenfadadamente, va echando el resuello y aliento de la suerte y manera que la figura mejor lo muestra. Y […] después de tal ynvistidura se ponía cada uno dos contrapesos de plomo a los pies, porque la naturaleça del agua no entretuviese la presteza del baxar el hombre con su ynstrumento rebestido; y aunque cada qual buen nadador llevava atada una cuerda debaxo del braço para quando uviese atalado y ligado bien la pieça por los dolfines o por la parte que se pudiere, al punto tirava de la dicha cuerda que estava atada a una campanilla, la qual le servía de dos cosas: de hazer señal que los de arriba yçasen y tirasen fuera la pieça, y también le servía de guía, asiéndose y halándose por ella para prestamente salir arriba, fuera del agua.” (Ufano, Tratado de la Artillería, págs. 236-237)

<< Volver