Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: astil, hastil.
( del lat. hastīle 'íd.', derivado de hasta (DECH) ).
Familia léxica: asta, astilla, astillero.

1. sust. m.

1ª datación del corpus: Loçano, Alberto, Architectura, 1582.

Definición:

Varilla o regla en la que se realizan mediciones en ciertos instrumentos, como niveles, relojes, etc.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

En el centro del círculo fixaréys un hastil que esté enhiesto a plomo. Esto hecho, el maestro que dirige las aguas, por de fuera rodeará el círculo, buscando en qué lugar la línea de la vista extendida al otro término del agua que se ha de guiar vaya al mismo término, y por abajo toque a aquel hastil fixado en el centro. (Loçano, Alberto, Architectura, 1582, pág. 321).

Ejemplo 2:

De modo que es muy más alto el monte que no es el asiento del nivel, porque dende el peso hasta la línea de la planiçie ay quatro palmos, como por las líneas y números se puede ver el valor del instrumento. El suelo adonde está asentado el instrumento es K. Y el pie, que es un triángulo, es A. Y el astil o regla derecha es B. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 54v).

Ejemplo 3:

El vaso es A. El hastil es B C. D es la agua. Quien recibe la agua es E. Y puédese señalar media hora y un quarto de hora.Y donde salle la agua es G. Y después de haver hinchido el vaso de agua, señalar en el hastil dónde llegó el agua; dende aý, tomar aquella distançia de espacio y repartirla en espacios iguales con sus números. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 460v).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605.
Marca diatécnica: Cant.

Definición:

Mango, ordinariamente de madera, que tienen las hachas, azadas, picos y otros instrumentos semejantes (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Convendrá encaxar el astil de la barrena en un madero que sea muy largo, y después de puesto, es menester volver a poner un pedazo de madera que hincha lo vazío que queda, y ponerle dos cercillos de hierro muy bien asentados. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 228r).

Ejemplo 2:

Los astiles de los picos y maças conviene que sean delgados, a causa que, siendo delgados, dan mayor golpe. (Pseudo Juanelo Turriano, Veinte y un libros, ca. 1605, fol. 252r).


<< Volver