Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

( tomado del lat. ascendens, -entis (DRAE) ).

1. adj.

1ª datación del corpus: Chaves, Sacrobosco, Sphera, 1545.
Marca diatécnica: Astr.

Definición:

Dicho de una posición astronómica: que se aleja del horizonte.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Y, ansí, dize Halí Abenragel en la primera parte de los Juyzios, capítulo de Jove, que quando Dios crio al mundo, estuvo Júpiter en la casa ascendente. (Chaves, Sacrobosco, Sphera, 1545, fol. XIXv).

Ejemplo 2:

Todo esto, a lo que yo siento, es querer hallar la distançia del grado açendente a la Luna en el punto que está en su nonagéssimo grado (Santa Cruz, Libro de las longitúdines, ca. 1567, pág. 111).

Ejemplo 3:

Fue sacado como por conjecturas que su intinçión era tomar la Luna en su nonagéssimo grado para, según esto, hazer d’ella sus conjecturas con el Sol o con el grado açendente para saber la longitud. (Santa Cruz, Libro de las longitúdines, ca. 1567, pág. 112).


2. sust. m.

1ª datación del corpus: Falero, Tratado del espera, 1535.
Marca diatécnica: Astr.

Definición:

Punto de la eclíptica en que se inicia la primera casa celeste, al observar el cielo para realizar una predicción. (DRAE).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Pongamos que un día a mediodía estuviese un grado del primum mobile con el primer grado del signo de Aries e con la Luna precisamente en el ascendente, que es la parte de nuestro orizonte donde nos sale el Sol, e poniendo a la misma ora un relox de arena o de otra cosa que no sea de Sol y sea muy preciso, si la Luna e la octava esphera en que el signo de Aries está se moviessen el movimiento del primum mobile e no se moviessen por su movimiento proprio al contrario, cierto es que quando el tal relox oviesse contado XXIV oras, que el grado del primum mobile y el primer grado de Aries e la Luna, todos tres juntamente por el movimiento diurno avrían passado por nuestro emisperio, e por Ocidente, y por nuestros antípodas; y avrían tornado juntamente al ascendente de donde partieron, porque este tiempo y espacio es el en que el motu diurno cumple una revolución; lo qual nunca acaece, ante la Luna y el grado de Aries nunca allegan al ascendente con el punto y grado del primum mobile, de donde se sigue que la Luna se mueve otro movimiento demás del rapto (Falero, Tratado del espera, 1535, fol. 23r).

Ejemplo 2:

E porque, como se dixo en el capítulo XI, toda la esphera se divide en doze signos y cada signo en XXX grados e todos passan en XXIV oras por nuestro ascendente, obedeciendo al motu diurno; e passando doze signos en cada XXIV oras, passa en cada dos oras un signo y en cada ora medio signo, que son quinze grados; y tardando la Luna más que el primum mobile una ora en llegar al ascendente, que como se dixo es el tiempo que medio signo tarda en passar en el ascendente. Síguese que la Luna se ha movido por su movimiento proprio al contrario del movimiento del primum mobile medio signo, que son XV grados, que es la cantidad que ella se mueve por su movimiento proprio en cada XXIV oras quando es más veloz.. (Falero, Tratado del espera, 1535, fol. 23v).

Ejemplo 3:

Pero havía de mirar el buen francés quando escrivía tales palabras “Todos aquéllos que abrán la Luna o el Sol con el ascendente de Aries del 14 grado hasta el 17, serán en grande peligro de sus vidas, y verdaderamente el cielo amenaza al Príncipe de España, entre medio del año de 1579, de una enfermedad con grande peligro de su vida” que la doctrina de Ptholomeo, aunque la cite en su favor, le viene contraria. (Micón, Diario grande cometa, 1578, pág. 121).

Información enciclopédica:

El Ascendente corresponde al punto cardinal Este sobre el horizonte local.



<< Volver