Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento
<< Volver

Variantes: abalançar.
( de balanza (DECH) ).

1. v. tr.

1ª datación del corpus: Ufano, Tratado de la Artillería, 1613.

Definición:

Poner en equilibrio, igualar y contrapesar (Autoridades s. v. balanzar).

Sinónimos(s):

balanzar1.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Entonces, meterle otra guindaleta al mesmo cuello bien aferrada, y tiren d'ella hazia abajo o hacia dentro todos los hombres de ayuda y, abalançada adentro y acavada de entrar sobre el dicho torno, se yrá tirando con cuerdas de sus sortijones para meterle con la pieça sobre el plan donde, armado el guindal, se pueda buena y fácilmente encabalgar la pieça. (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 356).


2. v. intr.

1ª datación del corpus: Ufano, Tratado de la Artillería, 1613.
Marca diatécnica: Art.

Definición:

Perder el equilibrio con cierto ímpetu o brusquedad.

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Para ser perfiçionado y bien formado el cañón o otra qualquiera pieça de artillería que sea, deven justamente ser ynstituydos sus dolfines entre sus muñones en el grado y punto de equilibra, que se entiende no abalançar más a una parte que a otra de las dichas, estando su cuerpo con tan gran peso pendiente en el ayre, de forma y suerte que culata y boca, al tiempo del montar o desmontar la pieça, esté muy quieta en el fil del ayre, sin abalançar ni dar baibén, como quando los braços de la balança sosegadamente reposan en equilibra, sin, al fin, cargar más a una parte que a otra. (Ufano, Tratado de la Artillería, 1613, pág. 247).


3. v. prnl.

1ª datación del corpus: García de Palacio, Diálogos militares, 1583.

Definición:

Lanzarse, arrojarse en dirección a alguien o algo. (DRAE, s. v. abalanzar).

Ejemplo(s):

Ejemplo 1:

Y ya la cruda Parca, ensangrentada, con su tixera al corte se abalança, no prestan fuerças, ni ánimo fiero, si el arte del lidiar falta al guerrero. (García de Palacio, Diálogos militares, 1583, fol. 1v).

Ejemplo 2:

El abalançarse qualquiera capitán a sujetar un poder contrario es negocio que con facilidad se haze, pero perseverar en llevar al cabo lo començado, estando constante en su parecer, pocos ay que lo hagan, conquistando con la perseverancia y assistencia lo que con las armas muchas vezes no se allana. (Álaba, Perfeto capitán, 1590, fol. 16v).

Ejemplo 3:

Llegaron brevemente las barcas a tierra, donde saltaron los españoles con grande esfuerço entre aquellas lajas a los lados de los fuertes: algunos ponían el pie seguro en una piedra para escaparse de la resaca que era grande; otros, que no podían esperar esta coyuntura, se abalançavan y se sumergían, de suerte que el agua les cubría hasta la cinta y con la resaca quedavan luego esentos para salir. (Mosquera, Comentario disciplina militar, 1596, fol. 65r).


<< Volver