Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento

Anónimo, Diálogo entre un bizcaýno y un montañés sobre la fábrica de navíos, mss. ca. 1631.
Autoría


n su introducción a la edición facsímil y transcripción del Diálogo entre un vizcaýno y un montañés (1998), M.ª Isabel Vicente Maroto lamenta que el autor, en contra de la costumbre áurea de ofrecer algunos datos biográficos, proporciona referencias escasas en lo que respecta a su persona. No obstante, el montañés hace referencia a que «todo lo recogido en el tratado es fruto de su dilatada experiencia como constructor de galeones, junto a su padre», y subraya «que fabricaron cinco que navegaron al servicio del rey, de los cuales se perdieron dos, y se queja de no haber recibido ninguna satisfacción, ni siquiera los sueldos respectivos, lo que les había llevado a la ruina. (...) El mismo montañés confía en que los marineros con experiencia aprobarán su tratado, pues en él corrige los defectos que todos ellos habrían observado en los navíos fabricados hasta entonces, y sugiere al rey que mande construir un galeón siguiendo sus normas para verificar su bondad»

Tras el análisis de algunos rasgos de la personalidad del autor («se trata de un hombre de muchos años, de experiencia y testigo de hechos acaecidos a partir de 1592, que escribe entre 1631 y 1632; por tanto, durante más de cuarenta años se ha dedicado a los oficios de la mar. (...) Y dirige el tratado a Su Majestad y a los señores del su Real Consejo de la Guerra y Junta de Armadas, lo que indica que estaba bien relacionado»), y con el estudio de innumerables documentos del Archivo General de Simancas, que reproduce en un apéndice documental, Vicente Maroto afirma que «sólo ha sido posible encontrar un constructor, Pedro López de Soto, que construyera exactamente cinco galeones»

Pedro López de Soto, de acuerdo con la información proporcionada por la editora, «era veedor y contador en Lisboa en la fecha en que por encargo de Felipe II y a las órdenes del conde de Portalegre, Juan de Silva, Veedor General de la Armada de Su Majestad en el reino de Portugal, construyó cinco navíos para defensa de la costa del citado reino, acabadas en 1595. (...) En sus cartas, además, menciona muchos de los hechos y de las personas que aparecen citados por el autor del Diálogo, y los problemas y soluciones analizados en el tratado son también mencionados en memoriales y cartas escritas a finales del siglo XVI por gente de mar relacionada con López de Soto»

El análisis de tales documentos parece adjudicarle la autoría de esta obra, «cuando era ya muy mayor, experimentado constructor, vizcaíno y montañés, que repasa en el Diálogo hechos sucedidos a finales del siglo XVI e insiste en los problemas de escasez de gentes y recursos, que eran muy patentes en esas fechas y de los que se queja en sus cartas, proponiendo en ellas soluciones semejantes a las recogidas en el tratado». (M.ª I. Vicente Maroto, “La fábrica de Navíos a principios del siglo XVII”, en Diálogo entre un vizcaýno y un montañés sobre la fábrica de navíos, Salamanca, Universidad de Salamanca, 1998, pp. 11-26)

Ejemplares y otras ediciones

mss. ca. 1631: Salamanca, Biblioteca Universitaria, mss. 259

Ediciones modernas

Anónimo, Diálogo entre un bizcaýno y un montañés sobre la fábrica de navíos, Salamanca, Universidad de Salamanca, 1998 (edición facsímil del mss. ca. 1631).


Repositorio Gredos: http://gredos.usal.es/jspui/handle/10366/83282
URI : http://hdl.handle.net/10366/83282
Manuscrito Consultable de Anónimo en la Biblioteca General de la Universidad de Salamanca


CILUS: Fichero Transcrito de Anónimo